viernes , julio 19 2019
Director: José Juan Mendoza Hernández
Inicio / Columnas / Palabras JJustas

Palabras JJustas

Lulú Ovilla

4 abril de 2019.

Las alertas de género no sirven para nada, Emilio Álvarez Icaza.

Mecanismos de defensa hacia las mujeres, utilizadas como armas de doble filo.

Escuchar al Senador Independiente Emilio Álvarez Icaza, decir que las alertas de género no sirven para nada, me dio un gusto enorme, esto se dio en la presentación de los libros sobre violaciones de derechos humanos en la UNACH y toco este tema precisamente porque la alerta de violencia de género contra las mujeres, es un mecanismo de protección de los derechos humanos de las mujeres único en el mundo.

He sido tan reiterativa en decir que la alerta de género no sirve para nada, porque la realidad es que los feminicidios no se han podido frenar en ningún solo estado del país donde se ha implementado la emergencia, esto debido a que dicha alerta no ha sido implementada correctamente, permitiendo que cada día nueve mujeres sean asesinadas en nuestro país.

No existe ningún estado del país que sea ejemplo para otras entidades, en cuanto a que digan que la alerta de género emitida se ha frenado por lo menos en un mínimo, la mitad del país tienen alerta de género, para ser exactos son 17 estados, Jalisco ha sido la última entidad en lograrlo, haciendo un total de 424 municipios en total.

Incluso el Estado de México teniendo la pena de 70 años de prisión o cárcel vitalicia, que tiene alerta de género en 11 de sus municipios, los feminicidios han ido en aumento, el año pasado se asesinó a una mujer por día y hoy son a nivel nacional el estado Mexiquense se coloca en primer lugar en asesinar a una mujer, se les otorgo 60 millones de pesos para prevención y se lo gastaron en otra cosa.

Y es por eso que digo que las aleras de género no sirven para  prevenir la violencia hacia las mujeres y si sirve para gastarse el recurso para procesos electorales, acciones muy bien conocidas y muy bien ejecutado por el estado más priista del país, así que el Estado de México que debería ser un ejemplo de prevención, no lo es, aun cuando fue ahí donde se dio inicio a las alertas de género en nuestro país.

El estandarte del ex Presidente Peña Nieto fue siempre las mujeres, al grado de que su ex Presidenta de INMUJERES, Lorena Cruz Sánchez, decía en sus discursos que, ninguna mujer deberíamos olvidar que el ex mandatario presidencial inicio el camino a la paridad y es muy cierto, fue el único partido que le invirtió a las mujeres de su partido.

Pero también es cierto que, así como le invirtieron también fueron parte de una simulación y parte de una gran corrupción, en donde todo el recurso asignado para programas hacia las mujeres fue desviado hacia otras cosas, es por eso que no se ha podido erradicar los feminicidios en ninguna parte de nuestro país, por la corrupción tan fuerte en la que nos han tenido.

Existen mecanismos muy importantes creados a raíz de la violencia tan fuerte que existe a hacia una mujer, este es el Sistema Nacional de Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, mismo que ha permitido la creación de una estrategia nacional en materia de género y derechos humanos de las mujeres.

Y como estamos las mujeres en Chiapas en cuanto a prevención del feminicidio, en la calle, el ex gobernador Manuel Velasco Coello, se llevó todo el dinero para programas y nunca disminuyo la violencia hacia las mujeres, tan es así que durante su fallido sexenio, hubo más de 300 feminicidios en nuestro estado.

Aun cuando en Chiapas en su Código Penal, artículo 164 Bis, es muy claro al decir que, comete el delito de feminicidios y se sancionara con prisión de 25 a 60 años a quien por razones de género prive de la vida a una mujer, en el sexenio verde no se hizo absolutamente nada y el resultado ha sido la impunidad con que la muerte de una mujer se ha convertido en Chiapas.

Una de los graves problemas a los que se enfrenta una mujer es que la Fiscalía pide que tienen que pasar 72 horas para iniciar la busque de alguna mujer o niña desaparecida y mientras pasan estas horas, la angustia y la impotencia de los familiares crece y un o unos feminicidas están matando a una mujer, cuando esto se pudo evitar no fue así y el burocratismo le gano a la eficiencia.

La apatía por erradicar los feminicidios ha sido evidente, las mujeres solo hemos sido parte de un discurso político más, cuantas muertes más se necesitan para que se logre poner fin al asesinato de mujeres, nadie aguanta más un asesinato de una mujer o de una niña, existen mecanismos adecuados para erradicar la violencia hacia las mujeres, la cuestión es que han sido mal utilizados.

La resistencia todavía es muy evidente y esto refleja únicamente que todavía no se actúa correctamente o sea con perspectiva de género, por eso los feminicidas actúan con total impunidad y sin miedo a ser condenados por privar de la vida a una mujer o a una niña.

Más de 70 año de poder e impunidad fueron vencidos precisamente  por el hartazgo, el robo, saqueo, asesinatos, feminicidios, la delincuencia organizada apropiada de nuestra tranquilidad, nuestros políticos haciéndose cada día inmensamente ricos y el pueblo cada día más pobre, sin impórtales las condiciones en que el país se venía en picada.

Lamentablemente no sé si por desconocimiento o porque razón, se disminuyó el presupuesto del 2019, para atender la violencia contra las mujeres, esto va impactar de manera significativa en cuanto a las declaratorias de alertas de género, porque si bien es cierto que se han hechos las cosas mal, no es en todo los estados.

El que un hombre asesine a una mujer diariamente, es motivo suficiente para encender los focos rojos en el país, aunque esto represente una lucha sin cuartel para erradicar los feminicidios, la política de defensa a favor de las mujeres emana de la Secretaria de Gobernación y esperamos que con la llegada de Olga Sánchez Cordero, se pueda hacer un análisis a fondo y se corrija lo del presupuesto.

Con toda la corrupción de que hemos sido objeto todas las mujeres del país, lo que necesitamos urgentemente, son programas bien estructurados para erradicar los feminicidios y dejar de ocupar el primer lugar a nivel Latinoamérica, de estar dentro cinco países del mundo con el mayor crecimiento en las tasas de homicidios de niñas y mujeres.

El gobierno que sea, del partido que sea, está obligado a proteger a todas las mujeres y niñas del país, está obligado a brindarle seguridad a todos, hombres, mujeres, niños, ancianos, los estados donde existe una alerta de genero significa que ya hay un foco rojo encendido y deben ser atendidos, comprometiéndose de manera responsable a disminuir la violencia hacia las mujeres.

Si bien es cierto que lucha por las alertas de genero ha sido una lucha de las organizaciones sociales, también es cierto que ha evidenciado un problema muy grave que se han negado a reconocer, ¿o qué?, no significa nada que en el 56 por ciento de nuestro país existan alertas de género, que esto no es un índice importante que no se debe de ignorar e incrementarle su presupuesto y no disminuirlo.

El arma de doble filo

Pero así como existen herramientas importantes que se han creado para que las mujeres podamos defendernos de cualquier ataque que podamos sufrir, también existen mecanismos que se están convirtiendo en un arma de doble filo, que le da a cualquier mujer de actuar libremente, las redes sociales son una de ellas y derivado de ellas, vienen páginas que han sido creadas para denunciar abusos, acosos, etc.

Una de estas páginas que han sido creadas para denunciar, acosos, abusos y conductas violentas por parte de hombres, como de jefes, compañeros de trabajo o ex parejas, es el Movimiento Me Too en México, que tiene cuentas abiertas en redes sociales, el propósito de están denuncias son visibilizar los comportamientos violentos y no tienen relación con ninguna denuncia penal.

Con la denuncia pública se trata de prevenir futuras víctimas y ha servido para cesar a presuntos agresores de sus trabajos o hacer reflexiones en torno a comportamientos de los hombres y aunque algunas de esas reflexiones ha sido revisar el protocolo de acusaciones anónimas, las cuentas mantienen dicha condición como una garantía para que las mujeres se atrevan a denunciar.

Es muy importante que existan espacios para que las mujeres puedan denunciar los casos de abuso y acoso, esto ha surgido ante la actitud de nuestras autoridades de mantenerse indolentes ante la ola de violencia desenfrenada hacia las mujeres, pero también es muy importante proteger a la persona que se está denunciando en lo que se activa el protocolo para revisar la acusación.

La denuncia anónima hecha a través del Movimiento Me Too, por una mujer que acusa al integrante de la agrupación Botellita de Jerez, Armando Vega Gil, termino en un desenlace fatal, el cantante se suicidó, dijo que lo habían hecho polvo y no podía con eso, esta mujer nunca dio la cara y mucho menos lo hará ahora, pero ella utilizo una herramienta muy importante para desacreditar una imagen.

Esta tipo de actitudes nos deben de hacer reflexionar y no creer todo lo que se publica en redes sociales, muchas cosas son creadas por mentes perversas, esta era digital nos manipulara si lo permitimos, toda herramienta para erradicar la violencia hacia las mujeres siempre será bien recibida, que no se denosté los movimientos de prevención y que no sean utilizados como un arma de doble filo para destruir, sino para construir.

Nos leemos hasta la próxima columna.

  

 

 

Chécalo

ARTICULO UNICO

10 julio 2019 Angel Mario Ksheratto Economía y extremismos Para el presidente López, Carlos Urzúa …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *