sábado , noviembre 17 2018
Director: José Juan Mendoza Hernández
Inicio / Columnas / SEMÁFORO

SEMÁFORO

10 Octubre 2017

URGE EN CHIAPAS IMPULSAR SECTOR PRODUCTIVO.

Exal Baltazar Juan Avila/APyPM/APM

VERDE.

Quizás, o al menos así lo quiero pensar, porque podría ser también corrupción y cleptomanía; que por la falta de conocimiento de lo que son los sectores productivos, el gobierno estatal, presidentes municipales, diputados locales y federales, mantienen en un atraso sostenido este segmento.

AMARILLO.

Empecemos por definir que es una empresa y un sector productivo.

“Una empresa es una unidad productiva agrupada y dedicada a desarrollar una actividad económica con ánimo de lucro.

En general, una empresa también se puede definir como una unidad formada por un grupo de personas, bienes materiales y financieros, con el objetivo de producir algo o prestar un servicio que cubra una necesidad y por el que se obtengan beneficios.

Pueden tener las siguientes personalidades jurídicas: empresas individuales, sociedades anónimas, sociedades de responsabilidad limitada, cooperativas y se clasifican según su tamaño en grandes empresas o PYMES (pequeñas y medianas empresas).

Mientas que “Los sectores productivos o económicos son las distintas ramas o divisiones de la actividad económica, atendiendo al tipo de proceso que se desarrolla. Se distinguen tres grandes sectores denominados primario, secundario y terciario.

El sector primario está formado por las actividades económicas relacionadas con la transformación de los recursos naturales en productos primarios no elaborados.

El sector secundario reúne la actividad artesanal e industrial manufacturera, mediante las cuales los bienes provenientes del sector primario son transformados en nuevos productos.

Sector terciario se dedica, sobre todo, a ofrecer servicios a la sociedad, a las personas y a las empresas, lo cual significa una gama muy amplia de actividades que está en constante aumento. Esta heterogeneidad abarca desde el comercio más pequeño, hasta las altas finanzas o el Estado.”

Para lograr esto existe una cadena productiva la cual consiste en “un conjunto de operaciones necesarias para llevar a cabo la producción de un bien o servicio, que ocurren de forma planificada, y producen un cambio o transformación de materiales, objetos o sistemas. Una cadena productiva consta de etapas consecutivas a lo largo de las que diversos insumos sufren algún tipo de transformación, hasta la constitución de un producto final y su colocación en el mercado. Se trata, por tanto de una sucesión de operaciones de diseño, producción y de distribución integradas, realizadas por diversas unidades interconectadas como una corriente, involucrando una serie de recursos físicos, tecnológicos, económicos y humanos. La cadena productiva abarca desde la extracción y proceso de manufacturado de la materia prima hasta el consumo final.”

Pero también es necesario conocer que se clasifican por el sector económico al que pertenecen, su tamaño, a la zona económica entre otros factores.

Las empresas extractivas son las que se dedican a extraer y a explotar los recursos naturales no renovables, como lo son el petróleo, la sal, el carbón y los metales preciosos.

Las de servicio se dedican a ofrecer servicios a la comunidad a cambio de dinero: contadores públicos, abogados, médicos, ingenieros, lavandería, limpieza, salones de belleza, clínicas, hospitales…

Las que se dedican a comprar y revender una variedad de productos definidos de empresas más grande, suben su precio para obtener ganancias pero sin modificar los productos (tienda de la esquina, almacenes, supermercados) son las llamadas comerciales.

A las empresas dedicadas a la explotación del campo y todos sus recursos, se les denomina agropecuarias (granjas agrícolas, piscícolas, ganaderas, agrícolas).

Una de las empresas que cuenta con una gran importancia y divisiones es la llamada industrial, ya que son las empresas que se dedican a transformar la materia prima en productos terminados por ejemplo un metal, en un producto terminado, latas.

Pero están clasificadas de la siguiente manera: primaria, secundaria y terciaria.

La industria primaria: es aquella que centra su actividad productiva en la entrega de recursos naturales, ya sea como producto de consumo final o materias primas para otros procesos productivos, el nombre industria primaria abarca lo que tradicionalmente se conoce como sector agro extractivo, que comprende la agricultura, la ganadería, la pesca…

En los países desarrollados la industria primaria utiliza una pequeña parte de la mano de obra; en cambio en los países subdesarrollados este sector suele ser el más importante cuantitativamente (generalmente más del 35% de la mano de obra activa). Hay empresas que tienen una gran relación con el sector agro extractivo, como es el caso de las empresas de conservas, embazadoras, barracas, por sólo nombrar algunas que no pertenecen al sector primario ya que el producto que entregan no está en su estado primitivo sino que en su elaboración se han agregado otras materias primas.

Secundaria o manufacturera. Está compuesta por aquellas empresas cuya corriente de entrada la constituyen las materias primas que entrega la industria primaria. Normalmente a medida que los países van avanzando reciben el flujo de mano de obra que desocupa la industria agro extractiva. En la mayoría de los casos esta industria (sobre todo en los países subdesarrollados) aún es capaz de resistir una sustitución considerable de mano de obra por tecnología. Este no es el caso de la industria primaria, la cual sobretodo en el campo agrícola, está sobresaturado de ella y el rendimiento adicional que se produciría al mejorarla sería considerablemente bajo. Este último es fundamentalmente válido para algunos países desarrollados.

Finalmente la terciaria: o de servicios. Este sector productivo es el encargado de satisfacer las necesidades de la comunidad que no se expresan en bienes físicos.

“Raymon Barré plantea que normalmente el progreso económico se caracteriza porque la mano de obra va siendo paulatinamente desplazada desde el sector primario al sector terciario, sin embargo no se puede señalar el desarrollo del sector terciario como un signo inequívoco del progreso. Hay países (la mayoría subdesarrollados) en los cuales, a pesar de existir un abultado sector terciario, son atendidos en forma deficiente.

ROJO.

Desafortunadamente en Latinoamérica, las matemáticas no son muy apreciadas y hay una gran aberración a las mismas, es por esta razón que la contabilidad está considerada una ciencia y una técnica que aporta información de utilidad para el proceso de toma de decisiones económicas. Esta disciplina estudia el patrimonio y presenta los resultados a través de estados contables o financieros.

La contabilidad general implica el análisis desde distintos sectores de todas las variables que inciden en este campo. Para esto es necesidad llevar a cabo un registro sistemático y cronológico de las operaciones financieras.

La contabilidad general de una empresa, por lo tanto, implica el control de todas sus operaciones diarias: compra, venta, gastos, inversiones… registrando analizando, clasificando, y resumiendo las operaciones para concluir en un estado de pérdidas y ganancias o balance general.

Esto no les gusta a nuestros gobernantes y a quienes les fascinan o son utilizados para el pez gordo o es el pez gordo.

Denuncias y comentarios: periodistaexal2015@hotmail.com  Cel. y Whats 962 10 80 934

Chiapas-México.

Chécalo

CHISMORREO POLÍTICO

14 noviembre 2018 Armando Chacón ramirezcorzo@hotmail.com Alta participación en Foros de Consulta Comenzamos….Miles de ciudadanos, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *