miércoles , junio 19 2024

Rinden homenaje a Alberto Peña Ríos

+ Conmemoración de los 76 años del nacimiento del Maestro

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chiapas, 11 de Marzo de 2014.- Con motivo de la conmemoración de los 76 años del nacimiento del Maestro Alberto Peña Ríos, director de la Internacional Marimba “Peña Ríos” y quien también fuera Premio Chiapas en Artes 2009, su esposa, hijos, nietos y demás familiares acudieron la tarde del 10 de marzo al Parque de la Marimba, donde el gran músico tiene esculpido un busto, para rendirle un muy merecido homenaje.

Durante este sensible acto, el Magistrado Alberto Peña Ramos, Presidente del Tribunal de Justicia Electoral y Administrativa del Poder Judicial del Estado de Chiapas, recordó a su Señor Padre como un hombre de grandes valores que amaba tanto a la música como a Chiapas y que, gracias a esta pasión, pudo, junto con quienes integran la Internacional Marimba Peña Ríos, recorrer el mundo con los sonidos que emanan del árbol del hormiguillo: la marimba.

El Maestro Alberto Peña Ríos, quien falleció el 01 de noviembre de 2011, como director de la Internacional Marimba «Peña Ríos», en compañía de sus hijos, recorrió varios estados de la República Mexicana, así como otros países del Continente y de Europa, donde deleitó a las audiencias con las piezas musicales que compuso y que hoy integran los más de 65 discos que grabó.

A la escasa edad de 12 años, el Maestro Alberto Peña Ríos, en la Escuela Primaria “20 de Noviembre” de su ciudad natal, Tonalá, dirigió un coro donde él tocaba el piano; posteriormente, a partir de los 15 años, se dedicó por completo a la música. Aprendió a tocar varios instrumentos, destacando en la trompeta y la marimba.

El gran músico, autor de incontables piezas musicales de los más variados géneros, ejerció la docencia en varias escuelas de todos los niveles y, en 1970, fundó la primera escuela de música en Tonalá, ciudad donde también fue catedrático de la escuela Preparatoria número uno.

Cuando el Maestro Alberto Peña Ríos tenía tan sólo siete años de edad, hizo su primera marimba con latas de chile. Velino, su hermano mayor, también músico, al ver el amor que su hermano profesaba por la música, lo invitó a formar parte del conjunto, pero el Maestro Alberto Peña Ríos, por su corta estatura, al no alcanzar la marimba, tenía que subirse en una caja de madera.

Ese amor a la música, ese vínculo que con los años se hizo indisoluble, le permitió subirse a los escenarios más importantes para deleitar con sus composiciones a quienes tuvieron la enorme oportunidad de escucharle.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − 15 =