martes , mayo 21 2024

Protestan contra reforma educativa en Chiapas

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chiapas, 10 de Noviembre de 2013/Gabriela Coutiño.- Luego que el gobernador Manuel Velasco dejara plantados a la comisión negociadora del magisterio chiapaneco en la Secretaría de Gobernación el sábado, miles de maestros de la sección 7 y 40 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) protagonizaron la sexta megamarcha en lo que va del movimiento magisterial y popular.

Por ello, este domingo maestros federalizados y estatales, estudiantes, padres de familia e integrantes de diferentes organizaciones marcharon este domingo en la capital del estado Tuxtla Gutiérrez, además para fortalecer y dar cobertura a las negociaciones que se realizan en la ciudad de México entre el gobierno y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), que exige la abrogación de la reforma educativa.

La marcha estuvo acordonada por cientos de policías federales, estatales y municipales, quienes con equipo antimotines y patrullas se colocaron a la cabeza y al final de la movilización, en tanto otros uniformados cerraron las calles aledañas al boulevard Belisario Domínguez y avenida central de la capital del estado encapsulando la marcha, resguardando al mismo tiempo supermercados, restaurantes, empresas, hoteles y comercios.

La manifestación, que reunió a unos 10 mil participantes, inició en el tramo La Pochota, en el sector poniente, y concluyó en el centro, donde el magisterio se mantiene en paro y «plantón» desde el pasado 28 de agosto, cumpliendo hasta hoy 75 días de paro indefinido.

Sobre la mesa única de negociación que se abrió el pasado viernes en la Secretaría de Gobernación explicó que funcionarios del gobierno estatal encabezados por el Secretario de Gobierno, Eduardo Ramírez Aguilar no se presentaron el sábado cuando deberían de haber dado una respuesta a las demandas planteadas por el movimiento en el que se encuentran las secciones 7 y 40, el frente de normalistas de Chiapas, padres de familia, estudiantes de normales, maestros sin plaza para exigir la solución a las demandas.

“Tenemos escuelas en pésimas condiciones en cada uno de los rincones de Chiapas, y bajo el discurso de Manuel Velasco que la educación no se privatiza, pues ahora que asuma los gastos que se necesitan en el rubro de educación”.

Hugo Alvarado Domínguez, responsable de Prensa y Propaganda de la sección 7 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), denunció la presencia de elementos policíacos en algunos tramos del itinerario de la marcha.

«Esto significa que el gobierno está apostando a solucionar el conflicto con la represión y la fuerza, mientras que nosotros insistimos en que sea a través del diálogo», planteó.

Advirtió que hace varios días llegaron a esta capital unos 2 mil 500 agentes de la Policía Federal, que el magisterio interpreta como un una pretensión gubernamental de «amedrentar y resquebrajar el movimiento en Chiapas, pero nosotros nos mantenemos firmes».

Aseguró que el gobierno le apuesta más a la defensa y protección de los intereses de la iniciativa privada que a los derechos de los trabajadores.

El vocero magisterial enfatizó que la marcha de hoy se realizó como parte de la jornada nacional de lucha convocada por la CNTE, «para coberturar la mesa única de negociación de Chiapas que se ha mantenido hasta ayer con el gobierno del estado» en la Secretaría de Gobernación.

Expuso que las pláticas iniciales se realizaron con apertura, pero el viernes, en un segundo momento, «fueron tomadas como una burla, porque no se presentaron las personalidades que debieron estar para los planteamientos, y no se avanzó en ningún punto».

Lo que significa que las autoridades gubernamentales «siguen con la cerrazón y mantienen oídos sordos a los planteamientos del movimiento magisterial popular», puntualizó.

Decenas de policías con equipos antimotines, resguardaron la marcha en algunos tramos del bulevar Belisario Domínguez.

A su paso, los docentes lanzaron proclamas para reivindicar su lucha, además pidieron apertura a los policías y sectores sociales sobre su protesta.

De un auto, uno de los oradores convocaba: «Que en sus ratos libres los policías marchen sin uniformes en contra de las reformas estructurales, que afectará a todos por igual».

El vocero de la sección 7 explicó que la negociación que el magisterio chiapaneco inició con el gobierno de Chiapas, nada tiene que ver con la Comisión Única de Negociación que integran cada una de las secciones del SNTE y de la CNTE, y que son los responsables de sentar al gobierno federal para tratar específicamente lo de la reforma educativa.

El movimiento magisterial exige al gobierno del estado, un debate público que le permita al magisterio fijar una posición respecto a que la reforma educativa y señalar que esta no tiene ningún planteamiento que vaya a beneficiar a la educación, dijo Hugo Alvarado.

El resto de las demandas son planteamientos de los padres de familia quienes piden al gobierno dotación de uniformes y de calzado deportivo para cada alumno, así como se mejoren las condiciones de infraestructura de las escuelas de Chiapas.

Este domingo el movimiento magisterial y popular de Chiapas cumplió 75 días en paro de labores y de mantener un plantón en el centro de la capital del estado.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − cuatro =