jueves , febrero 15 2024

Perdonan después de 13 años a Patishtán de actos que no cometió: Masones

MÉXICO, D.F., 31 de Octubre de 2013.- Nace el indulto el México para amparar la impunidad política y de pudientes, sentenció la Federación de Logias Mexicanas, al comentar la liberación del maestro tzotzil Alberto Patishtán Gómez, después de 13 años de haber sido sentenciado por el asesinato de 7 policías en el municipio de El Bosque, Chiapas.

Jaime Chalita Zarur, presidente nacional de la Federación de Logias Mexicanas, dijo que el verdadero acto de justicia sería el reconocimiento de inocencia del docente y no del “perdón” del presidente de México, el priísta mexiquense Enrique Peña Nieto, para superar las críticas a la sospechosas acciones de la aplicación de la justicia a favor de los poderosos.

Recordó que la Suprema Corte de Justicia de la Nación reconoce la violación de los derechos humanos del indígena chiapaneco, empero aduce inexistentes elementos técnicos que impidieron ordenar su liberación, en lo que se infiere que se protegen poderosos intereses económicos y políticos locales y nacionales.

El maestro fue encausado en la gubernatura del priísta Roberto Albores Guillén, y la presidencia municipal de Manuel Gómez Ruiz, ambos representantes de los más oscuros intereses caciquiles que dominan al estado desde tiempos inmemoriales, y que mantienen la sobre explotación indígenas y la protección de la oligarquía de unas mil familias, dijo.

Chalita Zarur señaló que es evidente la protección de la impunidad de los poderosos al pedir el perdón el actual gobernador Manuel Velasco Coello, nieto del priísta echeverrista Manuel Velasco Suárez y sobrino del autoproclamado ideólogo del salinismo, Manuel Camacho Solís.

Con el perdón, explicó al presidente nacional de la Federación de Logias Mexicanas, se mantiene la condena de los actos atribuidos al maestro indígena, bajo el supuesto de que en ese proceso se violaron sus derechos humanos, y se impide así, buscar la verdad jurídica sobre los verdaderos autores de la emboscada a los policías que dejaron huérfanos y viudas y ahora, sin posibilidad de que se beneficien de la justicia.

Curioso forma del presidente Enrique Peña Nieto para atender las 188 observaciones de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU sobre la sistemática violación a esas garantías de los mexicanos, en momentos en que se aprobó por el PRI una draconiana miscelánea fiscal que profundizará la recesión y la desigualdad social en el país, concluyó.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + 13 =