domingo , mayo 19 2024

PALESTRA

11 Diciembre 2013

Rodrigo Ramón Aquino

Cambalaches

Iniciaron antes de tiempo, pero los cambios llegaron. El más vistoso por el momento es el nombramiento de Diego Valera como nuevo titular de la Secretaría de Pesca. Deja una diputación por el XXIV Distrito prácticamente intacta. Se esperó pudiera hacer algo palpable por el sector cafetalero pero se quedó en el discurso. Ahora, los productores del aromático que se sienten desatendidos por el hijo de Valera Saa se preguntan: ¿si conociendo el sector cafetalero, que es el negocio de su municipio y su familia, no supo ni por dónde empezar, qué hará ahora bajo el inclemente sol de Tonalá hablando de tilapias? En fin, hay que confiar en que no se necesita ser un experto para atender el sector, sino tener voluntad y ganas de servir. Claro ejemplo, don Plácido Morales.

Hablando del mayor de los Morales, se dijo en las versiones de corrillo que desde hace días había renunciado al cargo en la Sepesca. Lo lógico es que ya enterado del cambio de titular así fuera, pero también se dijo que nadie lo notificó y que muy campante seguía despachando. Nada de eso, a Plácido Morales se le respeta por su trayectoria, por su capacidad y por su institucionalidad, de modo que lo más probable es que pronto llegue a la titularidad de la Secretaría de Educación (como se ha dicho desde hace meses), donde tendría claro qué hacer aunque sería muy desgastante por la dinámica propia de la institución, por ello no es tan descabellado acepte una posición más cómoda, pero no menos importante para la educación: la rectoría de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas.

Si así las cosas, el aún rector de la Unicach, Roberto Domínguez Castellanos, se perfilaría a la titularidad de Educación, donde un político de su colmillo se sentiría como pez en el agua en la grilla que hay en esa institución y lo que medio aprendió al frente de la segunda universidad en importancia en el estado bien lo puede aplicar a la hora de elaborar sus discursos educativos, claro, si él los hace. Mientras, puede ya irse olvidando de la huelga estudiantil y el argüende de sindicatos que harto dolor de cabeza le dio este año.  Por su parte, Ricardito se iría a la banca un rato. Justo es que se tome su tiempo, largo de preferencia, luego del plantón docente.

Respecto a los otros dos nuevos funcionarios (desconocidos, lo que justo en este momento es positivo): Miguel Agustín López, como titular de Secretaría de la Función Pública, e Isaías Aguilar como nuevo director de Ciudades Rurales, sólo puedo decir: qué bueno que ya pelaron gallo César Corzo Blanco Pedrero y Juan Carlos López Fernández, dos huérfanos pero amorosos sabinistas. La depuración sólo puede ser bien vista.

Ágora

El senador Luis Armando Melgar Bravo es el segundo legislador chiapaneco en la Cámara Alta que se ha pronunciado abiertamente por la reforma energética. Su postura, como era de esperarse, es a favor. Sus argumentos bien vale la pena tenerlos en cuenta para que como ciudadanos tomemos postura:

De acuerdo al tapachulteco, el PRD y Morena mienten: el petróleo, el gas y la electricidad no se privatizarán. Antes defiende que el petróleo ha sido y seguirá siendo propiedad de la nación, ya que las reformas constitucionales no privatizan el petróleo, la electricidad ni el gas.

Chiapas será el gran ganador, afirma: Con un marco jurídico más abierto podrá atraer inversiones que permitan detonar la generación de energía eléctrica, crear más empleos mejor remunerados para los chiapanecos y mayor competencia en el sector, lo que en el futuro hará que se reduzcan las tarifas.

¿Será?

Corrillo

Quiénes quedan y quiénes se van entre el fin de este año y el principio del otro: Mi pronóstico es que Mariano Rosales Zuarth, secretario de Transporte, cambia de oficinas. Que Carlos Morales, secretario de Medio Ambiente, se queda. Que Carlos Penagos, secretario de la Juventud, se queda. Que Julián Nazar, secretario del Campo, se queda. Que Manuel Sobrino, secretario del Trabajo, se va. Que Sasil de León, secretaria de la Mujer, se queda. Que Carlos Eugenio Ruiz, secretario de Salud, se queda. Que Jorge Llaven, secretario de Seguridad, cambia de oficinas. Que Eduardo Ramírez, secretario de Gobierno, se queda. Que María de Coss, secretaria de Hacienda, se va. Que Bayardo Robles, secretario de Infraestructura, se queda. Que Ovidio Cortazar, secretario de Economía, se queda. Que Mario Uvence, secretario de Turismo, se queda. Que Juan Carlos Gómez Aranda, secretario de Planeación, se queda. Que Miguel Ángel Córdova Ochoa, titular de la Sedepas, se va. Que Jorge Álvarez López, secretario de Pueblos Indios, se va. Y que Enrique Zamora Morlet, secretario de la Frontera Sur, se queda.

Contacto:

roraquiar@hotmail.com

Twitter: @roraquiar

 

PIN: 29D4E55C

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − dieciseis =