lunes , abril 15 2024

PALESTRA

05 Noviembre 2013

Rodrigo Ramón Aquino

Sin educación práctica

Se ha preguntado quién realmente gana con la reforma educativa. Seguro que es el gobierno, o si se consiguen modificaciones con la presión del movimiento magisterial, pues serán los docentes. ¿Pero y dónde queda la sociedad en general? Es decir, de qué modo práctico la educación que se da en el país está sirviendo para dotarnos de habilidades y destrezas para conseguir un empleo, o lo que es mejor, para crearlo.

Lo anterior definitivamente no está ocurriendo, lo reflejan los indicadores internacionales de productividad del país, que siguen subcalificándolo desde hace un rato, y, no obstante, la dinámica burocrática entre el magisterio y el gobierno ha dejado fuera al ciudadano de a pie de toda auscultación pública de la educación para evaluar qué y cómo se está enseñando y para qué. Lo mismo está ocurriendo con la educación superior con el mito de la autonomía universitaria. En suma: la educación está lejos de su propósito práctico: enseñar a la gente lo que necesita para ganarse la vida, lo que el mundo y el mercado demandan.

Entonces, ¿seguiremos tomando partido por uno u otro bando en el presente estire y afloje?  Mejor será organizamos como ciudadanos comunes para exigir que la educación restablezca sus vínculos sociales, que asuma su misión como instrumento de supervivencia y de movilidad social. De lo contrario, no habrá reforma estructural que logre el desarrollo del estado ni nos encamine a un país moderno.

Ágora

Para Rodrigo: Verte tan intranquilo me hizo pensar. Quisiera saber qué hacer o qué decirte. Quizá no debería meterme pues los sentimientos son responsabilidad de cada uno, por ello ni siquiera te diré cómo me siento yo al respecto. Sólo debes saber que me importas mucho, que te quiero y que si estás bien eso me hace feliz.

Desde donde yo lo veo lo más que puedes hacer con ella es acomodarla en algún lado del corazón como experiencia de aprendizaje, como una especie de educadora sentimental, por todo lo que viviste con ella, por el resultado que tuvo su historia y por todo lo que hiciste o dejaste de hacer o incluso ser.

Entiende que de todo se aprende si somos capaces de juzgarnos menos y de ver con más compasión nuestras elecciones de vida; quizás en ocasiones tus decisiones fueron torpes, a veces autodestructivas, quizás atinadas pero a destiempo o fueron hermosas elecciones que lamentablemente (¿o afortunadamente?) terminaron en final porque la vida y su lado incontrolable son así.

Por qué no mejor das gracias por las lecciones y dejas de lado la nostalgia o el arrepentimiento que terminan por ser un peso que innecesariamente te obligas a llevar.

Estoy convencida que toda la gente que hemos amado y que nos ha amado, nos permite ser los que somos. Cuando volvemos a amar (no precisamente a una persona sino tu vida, tus cosas, tus amigos, tu familia, tu trabajo, etc.) somos tú y yo, somos nosotros pero también los otros que nos antecedieron. En tu vida y en la mía. Esos otros que nos enseñaron lo peor y lo mejor que somos.

La buena noticia, Rodri, es que siempre, si te das la oportunidad, puedes continuar con tu vida y cerrar ciclos para abrir posibilidades. Sin arrepentirte del pasado que ya no se puede cambiar. Sin tratar de adivinar el futuro. Hoy y sólo hoy.

Maduras cuando entiendes que algunas cosas fueron un puente y no un fin.

Corrillo

Por mayoría de votos, el Consejo Universitario de la Universidad Autónoma de Chiapas atiende una sentida demanda educativa de la región Soconusco del estado: aprobó la instauración de la Escuela de Medicina Humana Campus IV-Tapachula, esto significa que deja de ser extensión de la Facultad de Tuxtla Gutiérrez.

La propuesta aprobada por 65 de los 66 miembros del máximo organismo universitario, encabezado por el rector Jaime Valls Esponda, otorga a esta nueva Dependencia de Educación Superior (DES) autonomía académica, administrativa y financiera.

Felicidades a esta escuela que actualmente atiende a más de 600 estudiantes.

Contacto:

roraquiar@hotmail.com

Twitter: @roraquiar

PIN: 29D4E55C

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 2 =