martes , mayo 14 2024

PALESTRA

01 Octubre 2013

Rodrigo Ramón Aquino

De entrevistas

Desde hace dos semanas, el periódico NOTICIAS, Voz e Imagen de Chiapas le ha presentado cada martes una entrevista de personaje. De semblanza. Los protagonistas son los funcionarios que conforman el gabinete del estado.

Reclutados por el gobernador Manuel Velasco Coello, por diversos motivos y en diversas circunstancias, estos perfiles buscan ir más allá del servicio público (de él dan cuentas las notas y reportajes que a diario se publican en la prensa local), buscan presentar al ser humano bajo el membrete: a los hombres y mujeres que como Pedro Picapiedra esperan ansiosos el silbato de salida, resbalarse del brontosaurio, y volver a casa, donde no son más que hermanos, padres, hijos, esposos, amigos.

En esta dinámica ya conocimos un poco más del secretario general de Gobierno, Eduardo Ramírez Aguilar, quien proveniente de la cultura del esfuerzo, sin pedigrí, hoy ocupa la segunda posición de importancia en la actual administración. Seguramente ese detalle le ganó la simpatía de más de alguno.

En la segunda entrega, escrita en un lenguaje sencillo, claro y directo, Ciro Castillo, nuestro director editorial, se metió hasta la cocina de la casa del arquitecto Bayardo Robles Riqué, secretario de Infraestructura del Estado. Político de experiencia, aflojado en terracería, lamenta haber pertenecido a la generación perdida de la polaca local.

Para la tercera me toca a mí ejercitar este género periodístico, que a mi gusto y criterio es el género madre del periodismo, pues de él se puede extraer la información suficiente para hacer notas informativas, crónicas, reportajes y cuánto híbrido se imagine. La entrevista resulta muchas veces un juego, una suerte de reconocimiento mutuo en el que tanto entrevistador y entrevistado lucen sus mejores armas y hacen gala de los mandobles aprendidos a la fecha. Duelo de inteligencias, acto amoroso, la entrevista sólo logra su objetivo cuando al final de la lectura hemos conocido a una nueva persona.

La conversación que hoy publica NOTICIAS se realizó en el 5º piso de la Torre Chiapas a medio día de un jueves. El entrevistado es ampliamente conocido en los sectores públicos como empresariales. Su fama es grande por ser el corredor de arte más exitoso del estado y porque tras 12 años fuera de la palestra vuelve, ahora a hacerse cargo de la Secretaría de Turismo. De crítico a funcionario del sector, su desempeño seguro dará de qué hablar. Pero, a poco ¿usted sabe cómo le hizo Mario Uvence para llegar a donde está, a hacer lo que hace, y de sus particulares sofisticadas aficiones? Si no, pues córrale a su puesto de periódicos favorito o visite el portal www.nvi.mx. Donde se enterará del chisme completo.

Ágora

Un botón de muestra: −De su gestión en Coneculta se recuerda una producción editorial de primera. Libros exquisitos que son fundamentales para el estado. Su fama de exigente retumba en las paredes del consejo. Una gran mayoría de trabajadores lo recuerda con miedo, pero reconocen su compromiso: ¿De verdad fue usted un Shrek de la cultura, señor?

−La verdad es una deformación de mi personalidad. Y es parte de mi formación. He sido eficientista toda mi vida. Creo que el servicio público debe ser impecable, profesional, cuidado, ético. Debe tener una alta moral, debe ser transparente… Así me formaron. Yo tuve una madre extraordinaria. No tuve la fortuna de convivir con un padre. Él abandonó a mi madre cuando yo todavía no nacía. Y me tocó vivir la gran lucha de esa mujer maravillosa. Ella sacó adelante a sus ocho hijos con un esfuerzo enorme. Aún hoy escucho sus pasos, yendo y viniendo. Atendiendo el negocio, el comercio. Yendo a la cocina, viendo la comida. Además, educando, llamando. Fue una época muy difícil…

(Este es el momento afortunado de las conversaciones, lector, lectora. Cuando el entrevistador, en alguna pregunta de la batería, logra tañer el arpa ciega del corazón de los hombres. Uno desaparece de pronto y quien contesta abandona el lugar y transporta sus pensamientos a través del tiempo, del espacio. Busca los olores familiares, los ruidos cotidianos. Y su mirada ve fija el techo, como quien ve a través de un gran ventanal el paso de las horas dichosas y cruciales. Las horas de la transformación. Y uno no puede más que contemplar absorto la transmisión del sentimiento y sentirse culpable y dichoso al mismo tiempo.)

Cotillo

Al cierre de la columna de hoy, en el Congreso del Estado aún continuaba el jaloneo entre los verdes para decidir quién de los dos llega a la Junta de Coordinación Política. La madurez y la experiencia o la juventud y la preferencia. Es mi reporte, Joaquín.

Contacto:

roraquiar@hotmail.com

Twitter: @roraquiar

PIN: 29D4E55C

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece + 11 =