jueves , mayo 30 2024

PALESTRA

08 Agosto 2013

Rodrigo Ramón Aquino

¿Que venga el futuro o el pasado?

En un quedito mensaje a sus malquerientes, el ex gobernador Pablo Salazar Mendiguchía afirmó estar “física, mental y espiritualmente muy fuerte, más que hace dos años, más que ese 7 de junio del 2011 que me detuvieron”.

Al acudir a la Comisión Nacional de Afiliación del PRD acompañado por el ex senador Carlos Sotelo, precandidato a dirigir el partido por el bloque de corrientes Movimiento Patria Digna, no sólo cumplió su palabra de sumarse a las filas del Sol Azteca, tal como lo adelantó en San Cristóbal de Las Casas, sino que le hizo saber, a más de un perredista local que se ha desgarrado las vestiduras con su arribo, que no los necesita.

Lengua de fariseo, reconoció que el PRD está en una situación desfavorable, como un soldado herido: «Sin embrago, este partido, el PRD, con sus grandezas y sus miserias sigue siendo el partido más representativo y más emblemático de la izquierda de este país y hay que trabajar para fortalecerlo… A veces en la política se dan los casos de los únicos ejércitos en los que a sus enfermos y sus moribundos los patean y los medio matan, porque creo que en cualquier guerra, en los ejércitos, a los soldados caídos los levantan y los restituyen y eso debe pasar con el PRD”.

Mientras tanto, a los amarillos locales, a los representantes populares, si no quieren perder el control del partido, sólo les queda fortalecer los trabajos al encabezar la oferta de los temas nacionales (consulta ciudadana para la reforma energética, por ejemplo) contra la evidente revancha personal; apostarle a un PRD que fomente la unidad y no la descalificación; a un partido de izquierda que le apuesta al futuro contra uno que parece obsesionado con el pasado.

Ágora

De la investigadora de MVS Noticias, Paola de Loera, que huele más a filtración del oriundo de Soyaló: El Gobierno de Chiapas durante el sexenio de Juan Sabines Guerrero lucró con recursos del Sector Salud mediante la adquisición de lotes de medicamentos a precios inflados hasta 87 veces mayores a su precio real; por ejemplo, pagó 3 millones de pesos por la adquisición de un lote de vitamina A, por el que realmente debería de pagar 36 mil pesos, es decir 98 por ciento menos de lo que pagó. A partir de abril de 2010 justo cuando el gobierno chiapaneco infló precios de medicamentos se registraron protestas por el desabasto de medicinas, corresponsales de medios impresos en la ciudad de México reprodujeron las quejas de medios y ciudadanos.

Los funcionarios responsable de la provisión de medicamentos en Chiapas defraudaron a sus derechohabientes solapando un pago extra de 6 millones 250 mil pesos tan solo en tres contratos de 39 que MVS tiene en su poder. En todos ellos se prevé de la misma manera, se trata apenas de la punta de un Iceberg. El principal artífice de este fraude inflacionario fue Guillermo Romo Gil, el presidente del Comité de Adquisiciones del estado de Chiapas, pues era su responsabilidad dar el visto bueno de todos los precios de licitación y adjudicación que realizaban las dependencias del gobierno estatal.

Romo Gil autorizó al Instituto de Salud chiapaneco comprar de forma directa, es decir sin concurso, 39 contratos que en sus mayoría rebasaron los 5 millones de pesos y que por su monto debieron realizarse por licitación pública. El Instituto de Salud de Chiapas utilizó como justificación para saltarse el proceso de licitación y compra de formas directas algunas de las particulares excepciones que permite la ley de adquisiciones…

Cotillo

De Arcadio Acevedo: Pablo mártir, Pablo amigo leal, Pablo gobernador eficiente, Pablo hermano ejemplar, Pablo mandatario comprometido con el pueblo, Pablo benefactor de las Iglesias, Pablo fiel, Pablo agradecido, Pablo probo, Pablo humilde, Pablo honesto, Pablo crucificado, Pablo justo, Pablo en el retiro, Pablo comprensivo y compasivo, Pablo de Chiapas, por Chiapas y para Chiapas. ¡Mis huesos!

Contacto:

roraquiar@hotmail.com

Twitter: @roraquiar

PIN: 29D4E55C

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × tres =