domingo , mayo 19 2024

Investiga UNICACH enfermedad de Chagas

+ Trasmitida por chinche de campo, provoca lesiones cardiacas

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chiapas, 07 de Octubre de 2013/Sonia Olivares.- La enfermedad de Chagas, que provoca serias lesiones en el esófago, colón y corazón e incluso la muerte entre quienes la padecen, podrá ser revertidas gracias al proyecto de investigación “Estudio clínico y cardiológico en niños seropositivos Trypanosoma cruzi en dos comunidades del estado de Chiapas”, que encabeza Dolores Vidal López, tesista del Posgrado de Ciencias de la Salud de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (UNICACH).

La investigación fue presentada en el marco del curso-taller sobre enfermedades transmitidas por vectores que organizo el posgrado en Ciencias de Salud Pública, donde se mencionó que existen planes para trabajar en conjunto con la UNAM y la Secretaría de Salud (SSA) para detectar y analizar más casos en Chiapas.

El estudio se realizó en el municipio de San Fernando y la comunidad La Ribera Benito Juárez del municipio de Copainalá, lugares donde la  Secretaría de Salud (SSA) ha recolectado chinches de campo Triatoma dimidiata, insectos que se alimentan de sangre humana para reproducirse. “Se realizó  un muestreo de mil 793 casos, en una población que oscila entre los 6 y 18 años de edad, de los cuales sólo 4 presentaron el parásito en su organismo”, informó Vidal López.

Paz María Salazar Schettino, directora de la tesis y jefa del Laboratorio de Biología de Parásitos de la Facultad de Medicina de la UNAM, detalló que dicho parásito ocasiona en los pacientes dilatación patológica del esófago (megaesófago) del colón (megacolon) o lesiones musculares en el corazón que provocan un infarto. “Al momento que chupan la sangre defecan y en las eyecciones va el parasito de Chagas que se introduce al organismo”, afirmó Vidal López.

Gracias los estudios que recomienda la Organización Mundial  de la Salud (OMS), la prueba de ELISA y la prueba IFI, 3 fueron diagnosticadas  en fase 3 indeterminada y 1 en fase crónica de la enfermedad de Chagas, también conocida como tripanosomiasis americana o Mal de Chagas-Mazza. Los pacientes ya se encuentran bajo control por parte de la SSA.

Los enfermos suelen presentar sintomatología después de 10 o 15 años de haber adquirido el parásito, tales como  fiebre, linfadenopatía, aumento del tamaño de hígado y bazo y, en ocasiones, miocarditis o meningoencefalitis con pronóstico grave. “Casos en los que en la mayoría de las veces ya no es posible salvarles la vida”, recalcó.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 3 =