lunes , abril 22 2024

“El encantador de serpientes”

+ Una novela que revela los entretelones de la política de Chiapas

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chiapas, 08 de Agosto de 2013.- Testigo presencial del ascenso y fin del gobierno de Plutarco Salas Montesinos, personaje central del libro “El encantador de serpientes”, Mauricio Gándara Gallardo, el autor de la obra, devela los entretelones de la política de Chiapas, el cacicazgo que se ejerció durante un sexenio, los “funerales” de un político que fue mandado a la cárcel por su sucesor en el cargo.

El libro fue prologado por el periodista internacional José Luis Castillejos Ambrocio y comentado por Hernán Becerra Pino, Alfonso Rubén García Díaz y  Ángel Mario Ksheratto Flores y su presentación se efectuó en un hotel de la capital de Chiapas ante una nutrida concurrencia.

Hoy es tiempo de desenmascarar al “encantador que hace uso de artilugios para seguir engañando a su pequeña audiencia. Plutarco Salas Montesinos no es otro que Pablo Salazar Mendiguchía que ha montado todo un tinglado para intentar desestabilizar al estado y ahora hace gala de una desmemoria, una amnesia que ofende, enfatizó el autor de la obra en la presentación.

El ex gobernador rompió una regla de oro en la política mexicana: no quedarse callado y romper el silencio que deben auto-imponerse los políticos, principalmente gobernadores o presidentes de la República, una vez que terminan su mandato, recordó Gándara Gallardo.

“Es inaudito que un ex-gobernador quebrante  en forma tan insolente y haya irrumpido en la vida de un partido político (PRD) al que manipuló como gobernador, en forma grotesca, y ahora se asume como el amigable componedor de un  cascarón que no tiene forma ni contenido en Chiapas”, abundó.

A su turno Becerra Pino dijo que el libro “El encantador de serpientes” es una novela política que estruja el alma con extraña fuerza. Plutarco es el antihéroe de la novela. En ella vemos a un gobernador chiapaneco lleno de odios y rencores, aderezados con resentimientos. Un hombre completamente infeliz. Y para decirlo en términos de Juan Rulfo es el “rencor vivo”. En este trabajo literario vemos que el dinero no da felicidad, es tan solo vanidad como dice el bolero mexicano “Cariño verdad”.

Es la novela de la soledad del hombre del poder, quien al final se queda solo, completamente solo como reza el poema de (Jaime) Sabines. Es el solitario del palacio de gobierno. Es el hombre que se hunde, funde y confunde en su profunda cólera ante la vida.

La novela el encantador… es la historia de ese hombre que no fue ni un buen padre, ni un buen hijo, mucho menos un buen gobernante. Señaló que la vida y los espejos te escupen tus verdades y  “me atrevo a decir que este libro escupe las grandes verdades del dictadorzuelo del sureste y de alguna manera, centroamericano”.

A su vez, Ksheratto Flores dio su visión de esta novela que forma parte de la novelística de las dictaduras en la América Latina y refirió cómo en la obra se desnuda una realidad cotidiana de Chiapas: la corrupción, el compadrazgo, las componendas políticas.

Mauricio Gándara Gallardo desarrolla la trama, recoge la intriga, atisba por el escenario y se mete a la alcoba de la política, siempre, permanentemente “protegido” por su Bebecha, la joven, leal y eterna esposa con quien le une un lazo más que íntimo, más que familiar: son los hijos del mismo drama, la misma tierra, las estaciones, las horas, las circunstancias que los trajeron a estas tierras y los llevaron a abandonarla, quemando las naves y dejando siempre pendiente el alma enamorada por si un día deciden retornar, según se lee en el prólogo escrito por Castillejos Ambrocio.

La historia se desarrolla en un Estado donde se gobierna y se ha gobernado despóticamente, donde se impuso la tiranía del terror jurídico utilizada como arma para aplacar a quien intente enfrentarse al poder de turno. Es en ese sitio donde Macedonio, el personaje central de la novela se desarrolla, vive, convive, se enamora,  y decide la ruta del cambio y también escapa hacia otras tierras en busca de la paz, esa que en el Macondo sudoroso, como llama a Tapachula, le es esquiva y psicológicamente le tortura.

En el libro surgen las preguntas ¿Qué lleva a Plutarco Salas Montesinos a traicionar sus principios? ¿Hasta dónde caminó para llegar al borde del precipicio, traicionar, y ser expuesto a la vergüenza pública?

“El encantador de serpientes”  es una novela cotidiana, fácil de leer y de identificar a los personajes. Pareciera que muchas cosas que aquí se relatan son el mal del país. Un mal que carcome la sociedad, pero si bien hay que estar alertas no hay que perder la batalla de ganar siempre la verdad.

Mauricio Gándara Gallardo desenreda en esta novela la mágica telaraña de la política, urdida por algunos que, faltos de madurez y belleza espiritual, la convierten en una aventura.

Quizás a la distancia y con las montañas como murales, Macedonio tenga tiempo de tirar del cordel, voltear la mirada, recordar su vegetación fecunda y salvaje, divisar imaginariamente los campanarios de las iglesias de Chiapas, bajar al llano, observar interiormente una choza y ondular desde allí una nueva trama en su vida. El otoño siempre es benigno y en política la madurez llega a cierta edad. Nunca antes. Lo sabe Macedonio y lo confirma Mauricio Gándara Gallardo.

En este tiempo se comenzó a desencantar a la serpiente.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × cinco =