jueves , mayo 30 2024

Eduardo Medina Mora, nuevo ministro de la SCJN

+ “Mi único compromiso es con la verdad, la justicia y la Constitución”, dijo durante su comparecencia ante los legisladores.

 MÉXICO, D. F., 10 de Marzo de 2015.- Con 83 votos a favor de un total de 118 recibidos, el pleno del Senado de la República ratificó a Eduardo Tomás Medina Mora como ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

La decisión se tomó hace unos momentos pese a la entrega de más de 50 mil firmas contra la postulación de Medina Mora, por omisiones graves en casos de violaciones a derechos humanos durante su desempeño en diversos cargos.

Previo a la votación, los tres integrantes de la terna, Horacio Hernández, Felipe Alfredo Fuentes y Eduardo Medina Mora comparecieron ante la Cámara Alta.

Durante la sesión, legisladores expusieron sus puntos de vista y algunos defendieron la terna propuesta por el presidente Enrique Peña Nieto.

Fuentes recibió cuatro votos a favor mientras que Horacio Hernández obtuvo 15. De los 118 votos recibidos, 16 fueron nulos.

“Mi único compromiso es con la verdad, la justicia y la Constitución”, dijo Medina Mora durante su comparecencia ante los legisladores.

Posteriormente, Medina Mora rindió protesta ante el pleno del Senado.

Medina Mora ocupará por 15 años la vacante generada tras la muerte del ministro Sergio Valls Hernández.

El hasta ayer embajador de México en Estados Unidos y hoy ministro de la Corte trató de desmentir la mayor parte de los señalamientos que se formularon en su contra ante el pleno. Dijo que respeta las críticas, pero no las comparte y sostuvo que tanto en los casos de Atenco, como de los maestros oaxaqueños, resoluciones judiciales avalaron que no tuvo responsabilidad.

Se deslindó también de haber avalado el operativo Rápido y furioso y de haber liberado, cuando fue titular de la PGR, 74 millones de dólares de las cuentas de Raúl Salinas de Gortari en Suiza.

Durante su intervención, senadores del PRD, colocaron pequeños carteles en sus escaños, en los que se leía “Medina Mora: genocida, violador de derechos humanos”. Y se le hacía referencia al “michoacanazo”, al caso de las indígenas otomís injustamente presas, al tráfico ilegal de armas y a los muertos y heridas en Atenco ordenados por el ahora ministro.

Cuando Medina Mora trató de deslindar se los cargos, desde su escaño la peredista Padierna le gritó “Falso, falso”, ello pese a que en el acuerdo aprobado por la Junta de Coordinación para desahogar el nombramiento del ministro se estableció que no podía haber interrupciones ni interpelaciones.

De inmediato Medina Mora rindió protesta ante el Senado y salió presuroso del salón de sesiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 + dieciocho =