viernes , febrero 16 2024

De un millón de tierras ociosas; 50% son aptas para producción de energía

+  México aprovecha sólo el 2.4% de estos recursos

+  La energía eólica capaz de producir lo mismo que la CFE

+  La Reforma Energética, vital para transformar al campo mexicano

MÉXICO, D. F., 22 de octubre de 2013.-  De un millón de hectáreas de tierras ociosas que existen en México, más del 50% son aptas para la producción de cultivos que representan energías renovables distintas al petróleo, reveló hoy la Confederación Nacional Campesina.

Esa superficie tiene también potencial para la generación de biomasa, lo que confirma que México cuenta con recursos para lograr con éxito una reforma energética con rostro social, dijo el senador y presidente de la CNC, Gerardo Sánchez García, luego de poner por ejemplo a la energía eólica, la que proviene del viento, que sería capaz de producir casi la misma capacidad que actualmente genera la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Para la CNC, explicó el dirigente, lo único que hace falta es impulsar aceleradamente el aprovechamiento de sus energías renovables. “Como lo han hecho China, Estados Unidos y Alemania que aprovechan el 76% de sus recursos, o España, Italia y la India con alrededor del 30%, cuando México ronda apenas el 2.4% y es de los más ricos en el mundo en cuanto energías renovables, que actualmente no se aprovechan”.

En el marco de su gira por los estados de la República para informar de la importancia de que el país cambie su política energética, Sánchez García estuvo en los estados de Jalisco y Guanajuato, así como en el Distrito Federal, lugares en que reprochó que el país importe el 33% de gas natural para su consumo interno a precios muy elevados “cuando nosotros nadamos en gas y en petróleo en el subsuelo del norte del país y en aguas territoriales, en especial del Golfo de México”.

Por eso, explicó, se ha planteado en la reciente iniciativa de reforma hacendaria, cambiar el régimen fiscal de PEMEX para que en el mediano plazo se avance en su autonomía y consolidación e implique también que el gasto fiscal dependa menos de los ingresos de la paraestatal y obligue a contar con una mayor base gravable.

Para el senador del estado de Guanajuato, la reforma energética es vital para transformar el campo mexicano, desarrollarlo y volverlo más competitivo, democratizando la productividad e impulsando su crecimiento.

El dirigente de la CNC consideró que, en este sentido y como lo ha establecido la UNAM, se requiere de una reforma que vaya más allá de los hidrocarburos, es decir que incluya las fuentes renovables de energía.

Por eso, concluyó, la CNC en lo que está preocupada y ocupada es en la distribución justa de la riqueza que va a generar la reforma energética que urge al país.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + dieciseis =