jueves , abril 18 2024

Caravana de Madres Centroamericana logra reencuentros record

 Gabriela Coutiño

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chiapas, 18 de Diciembre de 2013/Gabriela Coutiño.- La caravana de madres de migrantes centroamericanos desaparecidos en México abandonó el país, luego de 16 días de transitar por 23 municipios de 14 estados en busca de sus familiares, consiguiendo la localización de 12 centroamericanos.

El grupo de 45 mujeres logró el reencuentro de siete madres con sus hijos, e hizo contacto telefónico con cuatro, asimismo localizó la tumba de la hondureña Elsi Patricia Quintanilla en el poblado pesquero de Puerto Madero, municipio de Tapachula, desaparecida desde hace 17 años cuando emigró hacia México, informó Rosaneli Santos, del Comité de Familiares Migrantes Progreso Honduras (Cofamipro).

Santos dijo en conferencia de prensa que en esta ocasión la madre de Elsi Patricia Quintanilla no pudo realizar el viaje a México, pero la localización de su sepulcro es un caso de una desaparecida más que se cierra, “una herida que se cierra”.

La mitad de los reencuentros entre las madres y sus hijos tuvo lugar en Tapachula, ciudad fronteriza con Guatemala y paso obligado de miles de migrantes en su ingreso a México sin documentos migratorios. La localidad concentra numerosa población flotante.

Santos del Socorro Dávila, mujer nicaragüense quien por primera vez vino en la caravana, se siente bendecida y agradecida con Dios por haber encontrado a su hijo, Jorge Alberto Reyes Dávila, después de nueve años de no saber nada de él.

Su caso dice es excepcional. El inesperado encuentro de Santos del Socorro Dávila y su hijo, se dio cuando en su peregrinaje, las madres visitaron el albergue  Jesús el Buen Pastor del Pobre y del Migrante.

Olga Sánchez, fundadora y administradora del refugio vio la foto que Socorro Dávila llevaba en su pecho de su hijo y le dijo que lo conocía. Fue así como llegó a la casa que habita su hijo a quien sorprendió tocando ella misma la puerta.

“Estos nueve años han sido un tormento para mí, volvió la vida a mi cuerpo. Mi corazón descansa, dijo doña Santos que emprendió el viaje pese a estar enferma.

Su hijo Jorge Alberto de 43 años contó que salió de su país por la pobreza, pero dijo que no buscaba llegar a Estados Unidos, sino encontrar un buen trabajo lo más cerca de Nicaragua, sin embargo no ha logrado regularizar su estancia migratoria en México debido a que señaló los trámites son caros y burocráticos.

Las caravanas de  madres centroamericanas desde que inició hace nueve años, han logrado reencontrar a 200 migrantes centroamericanos con sus familias. Con esta novena caravana “Emeteria Martínez”, se tuvieron el mayor número de reencuentro y localizaciones de personas desaparecidas pese a que solo recorrió 4 mil kilómetros y evitó visitar los estados de Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila por la inseguridad en la carreteras.

En conferencia de prensa, Martha Sánchez Soler del Movimiento Migrante Mesoamericano y coordinadora de la caravana dijo que al conmemorarse el Día Internacional del Migrante “la realidad es que no hay nada que celebrar pues en México se sigue matando a migrantes”.

En un comunicado final la caravana de madres exigió al gobierno de México que “den cuenta donde están sus familiares y desaparecidos, que México cumpla con los tratados y convenios internacionales que ha firmado, supresión de visas para cruzar por el territorio mexicano

Reparación del daño causado a las familias con el pago de una indemnización por cada migrante fallecido y localizado. Porque México indicaron, “se ha convertido en el holocausto de los migrantes”.

En la conferencia de prensa, las madres dieron cuenta que de acuerdo a datos de la Comisión Nacional de Derechos Humanos en el primer semestre del 2011 se reportaron más de 20 migrantes desaparecidos por semestre a causa de la extrema violencia en territorio mexicano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + dieciocho =