lunes , abril 22 2024

Califican a Peña Nieto como un “Presidente Agrarista”

+ Se resuelve un litigio que duró 15 años

+ Ramírez Marín, entregó apoyos del Programa de Fomento al Desarrollo Agrario

MÉXICO, D.F. 12 de Junio de 2014.- En las oficinas de la SEDATU, el dirigente de la Central Campesina Independiente (CCI), Francisco Rojas Pérez, celebró la conclusión de un conflicto en el ejido La Cebada, en el estado de Guanajuato, que no había logrado resolverse desde 1997.

En presencia de Ramírez Marín, el líder campesino celebró la disposición del gobierno federal para atender problemáticas añejas que  mantenían en la incertidumbre a los pobladores de esa región.

En el marco de los “Jueves Agrarios” que la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (SEDATU) sostiene para conocer las problemáticas que aquejan a las organizaciones campesinas, la dependencia que encabeza Jorge Carlos Ramírez Marín, distribuyó recursos por más de 27 millones de pesos para solucionar conflictos relacionados con la tenencia de la tierra.

Con las acciones realizadas se resolvieron dos conflictos sociales que tenían más de una década sin resolverse y se beneficiaron a 526 familias del medio rural.

Calificó al presidente Enrique Peña Nieto, como un “presidente agrarista”, al ubicar entre las prioridades de su administración la resolución de conflictos, que una vez concluidos brindarán numerosos beneficios a los campesinos del país.

El ejido La Cebada, ubicado en San Luis de la Paz, Guanajuato, estuvo en litigio durante quince años, y finalmente, gracias al pago de una contraprestación a los propietarios, 110 familias podrán tener la certeza sobre la tierra que ocupan, además de que destinarán un porcentaje a emprender proyectos de siembra de maíz y frijol.

En el encuentro, también se entregaron recursos para finalizar un conflicto en Medellín de Bravo, Veracruz, con el que se beneficiaron 416 familias.

En agosto de 2010,  inició la disputa entre el Nuevo Centro de Población Ejidal “Heron Proal”, con un grupo de campesinos por el reconocimiento como avecindados de 416 solares.

Después de cuatro años y como solución a ese conflicto, mediante firma del convenio de finiquito se otorgó una contraprestación a “Heron Proal” y se reconoció a las 416 familias como avecindadas de esa tierra, quienes dieron a conocer en el acto que destinarán parte de la superificie a la siembre y desarrollo de proyectos productivos.

Además, Ramírez Marín, entregó apoyos del Programa de Fomento al Desarrollo Agrario (FORMAR) a cinco organizaciones, que en su mayoría operan en Michoacán, para implementar proyectos de organización y capacitación en materia de desarrollo agrario.

Con los recursos, dichas organizaciones establecerán o darán continuidad a modelos de agricultura familiar, fortalecimiento de la empresa rural forestal, técnicas de siembra, uso de tecnología y prácticas eficientes de comercialización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − dieciseis =