sábado , enero 25 2020
Director: José Juan Mendoza Hernández
Inicio / Columnas / CAFÉ PARA TODOS

CAFÉ PARA TODOS

09 Octubre 2013

ALBERTO CARBOT

+ LÓPEZ OBRADOR SE JUEGA SU FUTURO POLÍTICO

+ GABINO CUÉ, CÓMPLICE DE LOS HAMPONES DE LA CNTE; LES ENTREGARÁ UN BONO DE COMPENSACIÓN

Desde hace tiempo, Andrés Manuel López Obrador parece ya no ser el mismo. Su discurso se ha ablandado. Lo más duro que dijo el pasado domingo, durante un mitin, es que si el gobierno no da marcha atrás en su iniciativa de reforma energética, convocará a una resistencia civil.

En el colmo de sus males, el dirigente del Movimiento de Renovación Nacional (Morena) de nueva cuenta no pudo llegar al Zócalo -el lugar de sus grandes éxitos, tal como había planeado-, y tuvo que conformarse con encabezar un mitin a pocos metros de la Torre del Caballito sobre Paseo de la Reforma.

La marcha fue pacífica, pero no contó con la suma de los maestros disidentes que por estos días todavía siguen causando ruido y molestias a los habitantes de la ciudad de México.

El dirigente tabasqueño propuso a sus seguidores tres opciones para seguir adelante en su lucha: la primera es organizar un “cerco civil pacífico” alrededor del Senado de la República cuando comience a dictaminarse la propuesta de reforma energética de Enrique Peña Nieto y luego hacer lo mismo en la Cámara de Diputados.

También se buscará un “cerco pacífico” en las sedes de los 31 congresos estatales si las modificaciones a los artículos 27 y 28 se materializan.

Otra alternativa es realizar una concentración nacional en el Zócalo de la ciudad de México el próximo domingo 27 de octubre.

La protesta de AMLO ocurrió luego de que la Presidencia de la República dio a conocer una respuesta a la carta de los representantes de Morena, respecto a la demanda de una consulta popular sobre la reforma energética.

En la misiva, difundida por Edwin Lino, secretario particular de Peña Nieto, el primer mandatario rechazó convocar a ese referéndum  bajo el argumento de que la iniciativa de ley garantiza, en todo momento, “la estricta rectoría del Estado mexicano y la propiedad de la Nación sobre los hidrocarburos”.

Como se sabe, la iniciativa enviada al Senado por Peña  Nieto prevé cambios a la Constitución para permitir la inclusión de capitales privados en el monopolio petrolero estatal a través de los denominados “contratos de utilidad compartida”.

López Obrador dijo durante la manifestación de este domingo que “todavía hay tiempo” para que Peña Nieto cambie de opinión y realice una consulta sobre la reforma energética.

“El gobierno puede pensarlo bien y el movimiento social esperará otra respuesta”, dijo en un tono inusualmente sereno.

Por lo tanto, indicó que no dará por definitiva esta respuesta y otorgará más tiempo a Peña Nieto. “A pesar de que la situación del país genera enojo, es necesario manifestarse sin violencia pues la resistencia y la desobediencia civil pacífica son caminos que han probado su eficacia”, indicó.

A López Obrador se le agota el tiempo y ya no suele convocar a multitudes como en el pasado, pero además ahora tiene la competencia de Marcelo Ebrard y del propio ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, quienes suelen realizar individualmente sus convocatorias, sobre todo en esta materia de reforma energética, que llama mucho la atención.

López Obrador calificó de inmoral que haya un gobierno rico con pueblo pobre y dijo que el gobierno federal pretende regresar al país al pasado y cancelar el futuro. Cínico y mentiroso como es, de forma ladina -olvidando que Nico, su “chofer” cobraba más de 80 mil pesos mensuales-, durante la marcha realizada desde el Ángel de la Independencia, por avenida Reforma, López Obrador calificó como “un agravio y una canallada, aumentar los impuestos, sin eliminar los gastos superfluos del gobierno.

“No podemos quedarnos en desahogos emocionales, pero tampoco podemos caer en la provocación de la violencia, todos estamos obligados a cuidar nuestro movimiento”, dijo el dirigente.

“La reforma al artículo 27 significa, como ellos lo afirman con cinismo, la creación de contratos compartidos y para compensar el desfalco pretenden aumentar impuestos y aumentar el déficit público”, indicó.

Para el ex jefe de gobierno de la capital, es urgente que su movimiento prenda, porque ya ni siquiera ha logrado reunir a la cantidad necesaria en las asambleas estatales constitutivas de Morena para reunir los requisitos que le exige el IFE a fin de conseguir el registro de la organización como partido.

La propuesta de organizar cercos en las sedes legislativas nacionales y estatales puede ser muy impactante, pero habrá qué ver si funciona o sólo es simple retórica.

LA RANCIA PROPUESTA PETROLERA DE CUAUHTÉMOC CÁRDENAS

El 31 de agosto pasado, Cárdenas convocó a su propia marcha contra la reforma energética desde el Monumento a la Independencia hacia la Plaza de la Constitución,  en el centro de la Ciudad de México, con el respaldo del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Dos semanas antes, presentó su propuesta de reforma a las leyes energéticas, en la que la izquierda rechazó compartir la renta petrolera con la iniciativa privada.

Durante la marcha, que sólo atrajo a unas 2 mil personas, Cárdenas consideró innecesario compartir las ganancias de la extracción, al señalar que Petróleos Mexicanos (Pemex) “tiene capacidad suficiente para generar mayor producción e ingresos al Estado, a través del cambio al régimen fiscal.

“El riesgo es que las cosas sigan como están, esto es, que no se modernice la industria petrolera, que Pemex no desarrolle todo el potencial que puede desarrollar a favor del crecimiento económico, de la industria del país, de desarrollos regionales, de generación de empleos”, dijo Cárdenas.

Tras su marcha de dos horas, consideró que la iniciativa del gobierno federal no garantiza un aumento en la producción petrolera y en el empleo.  La promesa de incrementar la producción de petróleo en 3.5 millones de barriles al día y generar más empleos fue ofrecida en otra reforma, en 2004, pero no hubo ningún beneficio, dijo.

El ex candidato presidencial advirtió que después van a querer otras reformas pero no habrá ni un paso atrás en la defensa del petróleo y la electricidad.

Cárdenas estuvo acompañado de su hijo Cuauhtémoc Cárdenas Batel, Dolores Padierna, Mario Delgado, Manuel Camacho Solís y Alejandro Encinas, pero llama la atención que varios de ellos son parte del grupo de Marcelo Ebrard, quien ha dicho que la iniciativa de Reforma Energética propuesta por el presidente Peña Nieto “llevaría a México al borde del precipicio y se debe evitar que el país cometa un error así.

“Estamos al borde del precipicio, no exagero. Cómo que un presidente dice que no tenemos recursos y que nos vengan a rescatar… (Una reforma así) es irreversible, nos va a costar mucho trabajo revertir una medida de esta naturaleza”, dijo el ex funcionario capitalino.

Para evitar que México cometa “un error de ese tamaño”, se debe regular cuanto antes el derecho constitucional que establece la realización de un referéndum en temas de importancia como este, subrayó.

Marcelo Ebrard dijo que su propuesta es que la consulta se realice antes de aprobarse cualquier iniciativa, porque esta sería “la forma más democrática, legal y pacífica”.

Como se ve, aunque López Obrador, Cárdenas y Ebrard están a favor de lo mismo y debería ser el momento en que se unieran, en realidad cada quien hace su labor por separado. Si a ello se suma que Ebrard es acusado por algunos columnistas de querer socavar al jefe de gobierno de la ciudad, Miguel Ángel Mancera, entonces el resultado es que la izquierda aparece totalmente dividida y esto, por supuesto, no abona a favor de López Obrador, que quisiera como en los viejos tiempos ser el catalizador de las protestas.

Las semanas siguientes serán cruciales para saber si el político de Macuspana todavía tiene quien le prenda veladoras o si su prestigio cada vez estará más disminuido y se verá obligado a arriar sus banderas.

GRANOS DE CAFÉ

El cinismo de los profesores paristas de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación con sede en Oaxaca, no alcanza calificativo. Ahora exigen el pago del “bono por ajuste en el calendario” que el gobierno de Oaxaca accedió a entregarles una vez que los 73 mil mentores inicien el ciclo escolar 2013-2014 que arrancó hace 20 días, lapso que ocuparon para hacer el mega plantón en la Ciudad de México,  destruir instalaciones de la Cámara de Diputados, bloquearlas, impedir las actividades legislativas, taponear los accesos al aeropuerto internacional, y cometer todos los excesos en contra de la ciudadanía con lujo de violencia, prepotencia e impunidad.

De acuerdo con una reciente investigación del periódico El Universal, los “profesores” no solamente cobrarán íntegro su salario a pesar de no haber dado un solo día de clases a sus alumnos, sino que recibirán poco más de 3 mil 500 pesos del “bono por ajuste de calendario” que les cubrirá el gobierno oaxaqueño con la condicionante de que hagan su trabajo, es decir que inicien clases.

No hay forma de medir la indignación social ante tan ignominiosa actitud del gobierno oaxaqueño, que quiere atraer a los mentores a las aulas con “bonos” para que cumplan con sus obligaciones y  devenguen sus salarios, recursos que son del pueblo y que deben justificarse con trabajo, palabra maldita para quienes se ostentan como profesores, que sólo han mostrado, que son una turba de arribistas, carentes de la conciencia social, que esgrimen como elemento fundamental de su discurso, igual de falso que su compromiso con la construcción de un México mejor.

Sobra decir que más del 85 por ciento de los mexicanos desaprueba y condena la actitud de estos pandilleros que se hacen llamar mentores, no solamente porque han aplastado todos los derechos civiles, sino porque a fuerza de coacción pretenden conservar prebendas que son incapaces de tener como retribución a su capacidad pedagógica, desempeño profesional y aporte social.

Triste -por decir lo menos-, es también el desempeño que las autoridades federales han tenido frente al conflicto al tolerarlo y no menos vergonzante es la respuesta de los legisladores que aceptaron eliminar de la agenda del periodo extraordinario la discusión y aprobación de la Ley General de Servicio Docente, que establece la obligatoriedad de la evaluación a los profesores y las nuevas reglas para su contratación.

Pero quizá el peor papel lo protagonice el gobierno del Distrito Federal que muy a tono con su colecta de de simpatizantes y limosnera captación de votos para futuras elecciones, ha puesto por encima del interés ciudadano el de este grupúsculo de “maestros” y permitido todo tipo de violaciones a las normas más elementales del estado de derecho y a toda regla de convivencia ciudadana.

Para colmo de la desvergüenza, el jefe de gobierno capitalino Miguel Ángel Mancera, todavía presume tener la “cara en alto” para responder a sus electores y contribuyentes por el daño que les ha causado el conflicto magisterial y enarbola la no represión como máxima de su gobierno como si la aplicación de la ley, a la que está obligado, fuera una graciosa concesión y no el más legítimo de los derechos ciudadanos.

¿Acaso está ciego para no advertir la ruindad de los profesores y el legítimo  enojo ciudadano? Su discurso de paz y amor tiene un pequeño problema: presenta un desfase de 50 años, que nos lleva a poner en duda su verdadera capacidad para atender los retos del Distrito Federal. No queremos ni imaginar lo que sería capaz de hacerle al país, de resultar candidato a la presidencia en el 2018 y ganase la elección…Sus comentarios envíelos vía internet a la dirección gentesur@hotmail.com.

 

Chécalo

DE NORTE A SUR

23 Enero 2020 Abigail A. Correa Cisneros MÉXICO, SOLO FRENTE A LA OLA DE MIGRANTES …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *