sábado , abril 20 2024

Asegura Pablo Salazar que pactó su libertad con Juan Sabines

MÉXICO, D. F., 05 de Agosto 2013./Agencias.- El ex gobernador de Chiapas, Pablo Salazar Mendiguchía, declaró hoy en entrevista con Carmen Aristegui para MVS Noticias, que salió de la cárcel gracias a un pacto con su sucesor, Juan Sabines, el cual establecía que no procedería jurídicamente contra él.

En el supuesto pacto para su liberación, Mendiguchía indica que participaron Pedro Joaquín Coldwell, quien se desempeñaba como presidente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), su hijo Pablo y una persona más, de quien no precisó el nombre.

“La negociación de mi salida se hizo con Juan Sabines (ex gobernador de Chiapas), Pedro Joaquín Coldwell, mi hijo Pablo y un amigo”, comentó.

Salazar Mendiguchía detalló que Pedo Joaquín Coldwell no llegó a pactar sino a testificar el pacto a petición de Sabines.

Asimismo, Salazar Mendiguchía acusó a Sabines de emprender un proceso legal en su contra como parte de una revancha política.

Este proceso incluyó que desde el gobierno estatal se orquestara un proceso prefabricado en el que se utilizó a 30 familias para acusarlo injustamente. En respuesta, sus abogados armaron su defensa legal.

Entonces, narró, Sabines se percató que perdería la batalla y fue cuando le ofreció pactar: “Me llama para decirme: ‘Ya estuvo bueno’… Se dio cuenta que yo iba a salir por mis propios méritos”, sostuvo Salazar en la entrevista.

Primero me buscó a través de amigos cercanos, con quienes enviaba mensajes como: “Querido Pablo, creo que esto ya está cerca del final”.

Una de las cartas recibidas, comentó Salazar, lo invitaba a que aceptara al menos un delito de los que estaba acusado, para que se le otorgara una sentencia corta de la cual incluso, el gobierno estaba dispuesto a pagar la fianza.

“Mi respuesta fue: ‘Ésta no es una propuesta de negociación, es más bien una propuesta de rendición inaceptable”, sentenció.

El entonces Gobernador, Sabines Gutiérrez, envió su propuesta final, en donde Salazar Mendiguchía pusieras las condiciones.

Salazar reconoció que aceptaba el pacto siempre y cuando se le cumplieran unas precondiciones, una de ellas es que se liberara a todos sus compañeros que estaban presos injustamente y que se liberaran las propiedades aseguradas.

Sin embargo, al poco tiempo y con la cercanía del final de su mandato, Juan Sabines accedió a todas las peticiones de Mendiguchía siempre y cuando, éste le asegurara, «mirándolo a los ojos», firmando una carta y ante un testigo de calidad (Joaquín Coldwell), que no procedería en su contra una vez alejado de la vida pública. Pablo Salazar aceptó, no sin decirle que por las acciones legales que pudieran emprender los demás agraviados durante su gestión, él no tiene responsabilidad.

Luego del arreglo, el ex mandatario dijo a Sabines: “No te preocupes por mí, preocúpate por otros enemigos que has dejado en el camino”.

Salazar Mendiguchía aseveró que Sabines le impuso varios cargos para mantenerlo en la cárcel, por lo cual dijo que se enfrentó a “una de las persecuciones más inhumanas”.

Pese a ello, afirmó que no demandará a su sucesor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte + 10 =