lunes , abril 22 2024

Asegura Alcalde de Pueblo Nuevo Solistahuacán, Chiapas que no encarceló niños

+ Enoch Díaz Pérez, presidente municipal de Pueblo Nuevo Solistahuacán

Gabriela Coutiño

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chiapas, 03 Noviembre de 2013/Gabriela Coutiño.- El alcalde de Pueblo Nuevo Solistahuacán, Enoch Díaz Pérez, mandó a detener el pasado 01 del presente mes a 14 niños que en la cabecera municipal de Pueblo Nuevo Solistahuacán, en el “Día de Muertos y pedían «calaverita».

Los menores de edad, fueron encerrados en la cárcel municipal y eso provocó que los padres acudieran a las oficinas del municipio, en compañía de otros, para exigir la liberación, sin embargo, fueron recibidos a balazos que la propia policía disparó al aire.

De acuerdo con los padres de familia, el alcalde se opuso a la tradición de la celebración de Todos los Santos.

Al respecto, el presidente municipal de Pueblo Nuevo Solistahuacán, el perredista Enoch Díaz Pérez, aseguró que no detuvo ni mandó a encarcelar a 14 niños que pedían calabacita en las pasadas celebraciones de Todos los Santos y los Fieles Difuntos, como se difundió en diversos medios de comunicación.

Explicó que el pasado viernes 1 de noviembre si se registraron disturbios en la localidad, pero nada tuvieron que ver los menores que salieron a las calles a pedir calabacita como parte de la tradición. Dijo que incluso llegaron a la presidencia municipal donde se les repartió dulces y refrescos como parte de la celebración.

Los disturbios señaló, lo realizaron un grupo de jóvenes mayores de edad quienes le aventaron a la policía municipal piedras, hiriendo a un policía en un ojo; además rompieron ventanas de la alcaldía, por lo que los policías los persiguieron deteniendo a tres jóvenes a quienes metieron a la cárcel municipal.

“Alrededor de las 9 de la noche llegaron los papas de los muchachos detenidos mayores de edad forcejearon con el director de la policía, reconocieron la falta y pagaron los daños que causaron y salieron libres esa misma noche”.

Díaz Pérez, agregó que la situación se complicó porque adversarios políticos a su administración ligados al PRI se organizaron porque creyeron que los tres jóvenes detenidos estaban siendo golpeados por la policía, lo que afirmó es falso, porque se encontraba presente un representante de Derechos Humanos.

Por lo que “a las 11 de la noche un grupo de personas llegaron a la presidencia municipal a hacer escándalo y realizaron destrozos, pretendiendo quemar la presidencia municipal, pero la policía se lo impidió.

“Quebraron los cristales del ayuntamiento, ya estaban a punto de encenderle fuego a la presidencia municipal, y allí actuaron las fuerzas del estado para evitar esa parte, la policía les echó gas porque ya no eran 30, sino que se sumaron más de 100 personas”, añadió.

El alcalde aseguró que los disturbios en la localidad tienen fines políticos de personas que con anterioridad están candidateándose para ganar la alcaldía cuando se celebren las próximas elecciones en 2015.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + cuatro =