martes , mayo 28 2024

ARCANO POLÍTICO

19 Agosto 2013

Mario Luis ALTUZAR SUÁREZ

Murieron en servicio 21 funcionarios de la ONU en 9 meses

Recuerda la ONU este 19 de agosto el décimo aniversario del asesinato de 22 funcionarios en un acto terrorista en Hotel Canal de Bagdad en 2003, con el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria, bajo el tema 2013: «El mundo necesita más…» que rinde tributo a todos los caídos.

De septiembre de 2012 a junio de 2013 murieron 31 miembros del personal de la ONU en acto de servicio, como consecuencia de actos intencionales, desastres naturales, accidente de trabajo u otras emergencias.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, señaló que la efeméride es “en honor de quienes murieron mientras ayudaban a otros” y apuntó: “Conmemoramos su sacrificio y reafirmamos nuestro compromiso con el trabajo vital que a diario desarrollan en condiciones difíciles y peligrosas y en lugares donde otros no pueden o no quieren ir”.

El evento de este año honrará a aquellos que perdieron sus vidas al servicio de la Organización entre septiembre de 2012 y junio de 2013, con una dedicación especial a los compañeros que murieron en Bagdad en 2003.

El acto se llevará a cabo en el Salón del Consejo de Administración Fiduciaria, en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York de las 9.45 a las 10.45 horas.

Recuérdese que durante su sexagésimo tercer período de sesiones en diciembre de 2008, la Asamblea General decidió declarar el 19 de agosto Día Mundial de la Asistencia Humanitaria. El Día fue designado coincidiendo con el aniversario del ataque al cuartel general de la ONU en Bagdad en 2003.

El 19 de agosto de este 2013 marca el décimo aniversario de esa tragedia, que se cobró 22 vidas. Este año la comunidad internacional hará una pausa para recordar a los que murieron y a las decenas de trabajadores humanitarios que han muerto en todos esos años.

Pero el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria es también una oportunidad para celebrar el espíritu que inspira este trabajo en todo el mundo.

Este año la ONU y sus socios humanitarios están lanzando una campaña innovadora titulada El mundo necesita más… Este proyecto es el primero de su clase que literalmente transformará las palabras en ayuda.

Este Día Mundial de la Asistencia Humanitaria se rinde homenaje a todos aquellos que perdieron la vida en la prestación de servicios humanitarios y a todos aquellos que continúan prestando asistencia y socorro a millones de personas.

También busca llamar la atención hacia las necesidades humanitarias en todo el mundo y la importancia de la cooperación internacional para satisfacerlas.

Todos los años los desastres causan un sufrimiento enorme para millones de personas, en especial los más pobres del mundo, los más marginados y los más vulnerables.

Los trabajadores de asistencia humanitaria se esfuerzan por brindar ayuda que salva vidas y rehabilitación a largo plazo a las comunidades golpeadas por desastres sin importar en qué lugar del mundo estén y sin discriminar debido a la nacionalidad, grupo social, religión, sexo, raza o cualquier otro factor.

La asistencia humanitaria se basa en un conjunto de principios fundamentales que incluyen la humanidad, la imparcialidad, la neutralidad y la independencia. Se debe respetar a los trabajadores de asistencia humanitaria y se les debe permitir llegar a aquellos necesitados para brindarles ayuda vital.

El personal de ayuda humanitaria puede ser internacional, pero la mayor parte son oriundos del países en el que trabajan. Representan todas las culturas, ideologías y orígenes, pero todos están unidos por su compromiso con los principios humanitarios.

Todos podemos ser humanitarios y es frecuente que las personas golpeadas por desastres sean las primeras en brindar ayuda a sus propias comunidades después de ocurrido el desastre.

Responder a las emergencias es sólo un aspecto del trabajo humanitario. Los trabajadores humanitarios también brindan apoyo a las comunidades para reconstruir sus vidas después del desastre, para mejorar su capacidad de recuperación ante futuras crisis, para abogar por que sus voces sean escuchadas y para construir una paz sostenible y duradera en zonas de conflicto.

Hay historia. El primer caído que se registra es Ole Bakke, un noruego que servía en Palestina, fue abatido a tiros en julio de 1948. El conde Folke Bernardotte de Suecia, un mediador de la ONU en Palestina, fue el segundo, asesinado dos meses después.

La cabeza principal de la ONU fue cercenada en 1961, cuando el Secretario General Dag Hammarskjöld, junto con 6 colegas, murió en un avión que se precipitó a tierra en el Congo, durante una misión en busca de la paz.

Treinta años después, el número y la magnitud cada vez mayor de misiones de mantenimiento de la paz de la ONU, pone a su vez a muchos más en peligro. En el decenio de los años 90 se perdieron más vidas que en los cuatro decenios anteriores en su conjunto.

En el primer decenio del siglo XXI, las Naciones Unidas se convirtieron, ellas mismas, en el principal blanco: sus instalaciones fueron atacadas en Baghdad en 2003, Argelia en 2007 y Kabul en 2009.

Los desastres naturales también han cobrado la vida de aquellos que sirven a las Naciones Unidas. El terremoto de Haití en 2010, por ejemplo, tuvo un saldo trágico de 102 miembros del personal, siendo la mayor pérdida registrada en una sola ocasión en la historia de la Organización.

Nos escuchamos cerca de las 14 horas del Centro de México, de lunes a viernes, en Arcano Informa en la ciberseñal www.arcanoradio.com asociada a Radio Naciones Unidas y a Radio Francia Internacional, emisora insignia de www.arcanorevista.com y su nuevo concepto www.arcanopolitico.com.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − 7 =