miércoles , febrero 21 2024

ALFIL

11 Diciembre 2013

Madiba

Roberto Piñón Olivas

Nelson Mandela vivió para enviar continuamente mensajes de concordia y entendimiento, por encima de diferencias que parecían insalvables, como los cientos de años de oprobio y esclavitud que sufrió el pueblo originario de Sudáfrica en manos de sus colonizadores, y su propio encarcelamiento por 30 largos años; su muerte también es un mensaje, recordatorio, de lo que aún falta por hacer, no solo en ese territorio, ubicado en uno de los continentes con mayor pobreza en el mundo, sino en el planeta entero.

Madiba fue un crítico continuo a las formas de gobierno que profundizaban las desigualdades en lugar de equilibrarlas, reduciendo el trecho entre los que menos y más tienen. Fue un reclamo permanente para un sistema económico mundial que precariza el nivel de vida de las personas y las somete.

Una economía mundial sujeta a la especulación financiera que genera fortunas de la nada, más que de la ficción del mercado, colgado con pinzas, que tiembla ante la debacle económica propiciada por el manejo abusivo y corrupto de amplios sectores dedicados al negocio del dinero, como se demostró con la reciente crisis detonada por las hipotecas basura en los Estados Unidos.

La igualdad preconizada por el expresidente sudafricano esta cada día más lejos de serlo: el sistema económico cierra la movilidad social y la mejora en la calidad de vida de las familias, las más paupérrimas esperanzadas a programas subsidiarios movidos por el ánimo clientelar electoral en la coyuntura de cada comicio.

Las administraciones públicas, ante el crecimiento poblacional y la necesidad de prestar más servicios públicos, crecen la burocracia, y el gasto corriente, privilegian el aumento de impuestos, con castigo a los cautivos contribuyentes, deteriorando la capacidad de las empresas, pequeñas y medianas, para continuar ofreciendo empleos. El aparato público omite acciones de austeridad y ahorro, y simplemente busca mayores recursos. Si los impuestos no son suficientes opta por el déficit, financiado por endeudamiento. El año próximo el déficit autorizado en el país será del 4 por ciento del Producto Interno Bruto.

Otro problema para los gobiernos es la corrupción. Se cree que un cinco por ciento de los presupuestos alimenta la cadena de pagos ilícitos en todos los niveles y sectores, incluyendo al privado. De acuerdo al Instituto Nacional de Geografía y Estadística, el noventa y dos por ciento de los mexicanos piensa que la policía es corrupta y el ochenta y nueve por ciento piensa lo mismo de los partidos políticos.

El pensamiento de Mandela rebasa con mucho la lógica de la reivindicación de la raza negra y la eliminación del apartheid: es cierto que era su prioridad en ese momento, pero alcanza otras latitudes: tenía que ver con un pensamiento que condenaba el sistema económico neoliberal, el consumismo desenfrenado y la especulación financiera desenfrenada.

Los líderes de cien países se dieron cita para despedir el cuerpo del luchador social. Uno a uno, muchos de ellos desfilaron por el micrófono, profiriendo alabanzas a Madiba, pero el mundo necesita mucho más que apretones de manos entre Barak Obama y Raúl Castro: necesita acciones remediales urgentes que libren de la pobreza extrema a mil 400 millones de personas en el mundo, que carecen de lo elemental, alimento, techo, sanidad y salud.

Se requiere humanizar la economía -la tercera vía Inglesa-, eficientar los gobiernos, acabar la corrupción, sensibilizar a la sociedad, para que cada quien ponga un granito de arena a la construcción de un mejor mundo.

EN EL TABLERO… La intervención del Municipio con el uso de la fuerza pública, proporcional y adecuada, para desalojar a vendedores ambulantes, es parte de la solución al reordenamiento del centro histórico, que luce de primer mundo…La otra parte tiene que ver con generar alternativas de solución a la problemática social que sufre ese sector poblacional…Los empleos temporales, igual que hizo la pasada administración, es una puerta, como lo son los créditos o la reubicación…La reunión del secretario de finanzas con los empresarios sirvió de antesala al encuentro con legisladores para revisar la ley de ingresos y el presupuesto de egresos del próximo año…Es preludio de los amparos que se anticipan una vez entrada en vigor, combatiendo la ausencia de proporcionalidad y la equidad del Impuesto sobre Nómina, un tributo nacido en 1992 para atender la coyuntura que provocó la tromba de septiembre negro…

http://robertopinon.blogspot.mx/

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 2 =