martes , febrero 20 2024

LETRAS DESNUDAS

MARIO CABALLERO

12 Agosto 201|3.

 EL MONOPOLIO DE ROQUE MORALES

I.

El fallo del Tribunal del Trabajo Burocrático del Poder Judicial del Estado en contra de la reelección de Roque Morales Santiago (desde ahora ex dirigente del Sindicato de Trabajadores del Ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez), lleva a recapitular sobre el curso de la autodestrucción de los prestigios de los sindicatos.

En esto pensamos: ¿Qué son los sindicatos: el importantísimo valor que se le atribuye a la unión de fuerzas para alcanzar un mejor status para los agremiados o el empleo brutal del poder que reside en el? ¿En qué medida abonan a la reivindicación de las condiciones laborales de los trabajadores? ¿Surgen del poderío de la democracia o de las inercias históricas que le cuelgan bastos beneficios a los altos puestos? Como las respuestas serían más o menos circulares, no queda más que reflexionar que todo es resultado de la falta de consecuencias de la crítica.

Por lo pronto, lo que en este momento abona Roque Morales Santiago posee una virtud: ilumina a fondo la definición del descrédito de los sindicatos.

II.

Los ejemplos palpables de la mala fama de estas agrupaciones y de sus dirigentes son sintetizables por la burla. Por un lado está Elba Esther Gordillo Morales y el SNTE, que no importa desde que punto sean observados de cualquier forma lo único que resalta es el manoseo grosero de los recursos y el uso repugnante del poder, que fue desde la intimidación a los censuradores del régimen –incluidos los Presidentes de la República en turno- hasta la obtención de plazas importantes en otras esferas del gobierno y en la política nacional (Partido Nueva Alianza, que le sirvió como caja chica), sin mencionar el revelado tejido de complicidad con los que hizo jugosas ganancias y llegó a adquirir las suntuosas mansiones en México y en los Estados Unidos.

Y por otro, el sistema anarquista de Carlos Romero Deschamps y su permanencia al frente del sindicato de los trabajadores petroleros durante veinte años. De hecho, la era Deschamps tiene su real significado en la mayúscula y ya inexacta cifra de la fortuna almacenada en las millonarias cuentas bancarias, en los yates en Miami y en Cancún, en las cuantiosas residencias que posee en el país y en el extranjero, etcétera. Y en el descaro de la “Supremacía”, frente a la detención de su entonces homóloga Gordillo Morales le regala a su hijo Carlos Romero Durán un automóvil Ferrari de edición limitada con un valor de 25 millones de pesos. La interpretación del acontecimiento quedó en manos del lector que atestigua.

Hoy la idea que cobra fuerza y sentido ante el atropello múltiple de la clase gobernante sindical y el saqueo desconsiderado, es el nombre de Roque Morales Santiago, cuyos intentos por lograr su reelección no son para recuperar el buen nombre y la defensa aguerrida de los derechos laborales, sino para la perfidia cerril.

III.

El acervo de impunidad de Roque Morales Santiago nunca había sido un tema significativo hasta el surgimiento de documentos que descubren los manejos, la acción deliberada de secuestrar y ultrajar al sindicato de los trabajadores del municipio (su monopolio) y las técnicas que utilizó para continuar en el cargo durante diez años.

 

Sin embargo, una lectura de la realidad prueba el inmenso fracaso de los ensayos que hoy hace Roque Morales para perdurar en el cargo, para seguir alimentando su gula de poder y dinero, y para eso cito algunos datos, todos con valor probatorio, sobre las debilidades de la impunidad de Roque:

–        Un total de 160 personas, entre amigos y familiares del ex líder sindical, permanecen comisionadas a las oficinas de dicho organismo cobrando sin trabajar sueldos que van entre los siete y los 20 mil pesos mensuales.

–        Roque Morales Santiago gana más que el alcalde, pues recibe 41 mil 312 pesos contra 36 mil 412 pesos de Samuel Toledo.

–        Se sabe que el desabasto de medicamentos que hay en el Ayuntamiento es parte de la estrategia que Roque Morales usa para desestabilizar a la administración actual. Además, como dato aparte, con el negocio de los medicamentos estuvo recibiendo una cuantiosa cuota para financiar sus comercios.

–        En la nómina de la Dirección de Infraestructura, perteneciente a la Secretaría de Obras Públicas y Desarrollo Urbano, aparece la esposa de Roque Morales, Patricia Gutiérrez Vázquez, con un sueldo mensual de 19 mil 350 pesos con categoría de Oficial Especializado “G”.

–        David Alejandro Morales Gutiérrez y Roque Ricardo Morales Gutiérrez, hijos de Morales Santiago, cobran 19 mil 350 pesos y 15 mil 389 pesos, respectivamente, con plazas de Oficial Especializado “G” y Oficial Especializado “D”, estando asignados a la Secretaría de Servicios Municipales y Secretaría de Salud.

–        El escándalo que envuelve a Martha Patricia Morales Gutiérrez, hija de Roque, se trata de un asunto legal inconcebible y monstruoso, ya que la joven menor de edad (pues apenas tiene 16 años) gana desde que tenía sólo 13 años la cantidad mensual de 19 mil 350 pesos como Oficial Especializado “G”, adscrita a la Dirección de Mercados y Panteones de la Secretaría de Servicios Municipales.

–        En el carnaval de corrupción también están inmiscuidos los hermanos de Roque Morales Santiago: Edith Morales Santiago cobra mensualmente 15 mil 56 pesos; Gladis Morales Santiago, 19 mil 112 pesos mensuales; Matusalén Morales Santiago y su hija Carolina Morales García, adscritos a áreas de la Secretaría de Administración y Dirección de Recursos Humanos, cobran 15 mil 56 pesos al mes cada uno.

–        Roque Morales cobra entre 60 y 100 mil pesos por una nueva plaza o un ascenso.

–        Miembros del sindicato de los trabajadores del municipio exponen en una denuncia estar hartos de las maniobras de Roque y exigen la intervención inmediata de las autoridades para impedir su regreso o la intromisión de alguno de sus cómplices.

–        Susana del Rocío Zúñiga Díaz, empleada de la Secretaría de Desarrollo Social inscrita a la Casa de la Cultura Municipal y trabajadora del Ayuntamiento desde hace más de siete años, acusa a Roque Morales Santiago de acosador sexual: “La primera vez que me invitó a salir le contesté que iba a comentarle a mi esposo, a partir de ahí dijo que no me apoyaría”.

–        Un estudio de la Coordinación de Acceso a la Información Pública dice que entre Roque Morales, sus familiares y demás secuaces le roban a la economía del Ayuntamiento 24 millones de pesos al año.

IV.

Es triste y patético el método con el que Roque Morales quiere perpetuarse en la dirigencia sindical que durante una década fue su gran y millonario negocio. Y después de estas revelaciones que destruyen toda oportunidad de triunfo así como su reputación y fama, la indignación moral de la sociedad es la única que cuenta en estos instantes, es la única que sigue en pie de lucha, pidiendo justicia.

Por ahora, después del veredicto del Tribunal, lo que las autoridades le deben a los tuxtlecos es desmantelar la impunidad de Morales Santiago y su red de corrupción. Lo demás, la fuente de irritación agridulce que sostiene a Roque Morales, puede hundirse en la laguna donde ya pocos (en este caso sinónimo de nadie) cree en él, y esos pocos son los paleros a los que ha enriquecido y que ya no lo defienden tan apasionadamente. ¿Y qué esperaban? Si hoy Roque tan sólo es un ocioso que pretende eternizar su presencia con marchas de ira, de cerrazón y de delirio.

Cualquier comentario con esta columna a yomariocaballero@hotmail.com o al 9612751123.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos − uno =