jueves , abril 15 2021
Director: José Juan Mendoza Hernández
Inicio / De Interés / Frontera sur: “¡No vengan, está muy duro!” Las fuerza federales tienden un cerco con Guatemala

Frontera sur: “¡No vengan, está muy duro!” Las fuerza federales tienden un cerco con Guatemala

+ México sufre una potente ola migratoria hacia Estados Unidos desde la llegada de Joe Biden a la presidencia a finales de enero con su promesa de llevar a cabo una política migratoria más laxa.

EFE/Sin Embargo

PALENQUE, Chiapas; México, 25 marzo 2021./(EFE)./Sin Embargo.- Las fuerzas federales mexicanas se han desplegado por las peligrosas rutas migratorias entre el estado de Tabasco (sureste de México) y la frontera con Guatemala, hoy cerrada a toda actividad no esencial, lo que obliga a los migrantes a buscar nuevos caminos por miedo a ser atrapados.

“Desde aquí les mando un mensaje a mis panas (amigos): ¡No vengan, está muy duro!”, declaró hoy a a Efe Evelio Aguilar, mientras viaja con tres hondureños más con el plan de asentarse en el estado norteño mexicano de Monterrey, donde tiene a su esposa.

Amanda Quip socorre desde hace 25 años a los migrantes en Las Palmas, otro municipio fronterizo, y piensa que el despliegue de centenares de efectivos del Instituto Nacional de Migración (INM) y la Guardia Nacional -entre otras instituciones- obligó a los migrantes a buscar nuevos caminos.

“Ahora atendimos a seis personas y hace unos días a ocho. (El volumen) bajó considerablemente y podría ser que hayan cambiado de ruta”, dijo la mujer.

VER MÁS

México se niega a acoger familias de migrantes que cruzaron su frontera irregularmente: Biden

En este punto, en el 2020, miles todavía llegaban en embarcaciones provenientes del Naranjo, Guatemala a través del río San Pedro.

VER MÁS

Localidad de Arizona, EU, declara estado de emergencia por la llegada de familias de migrantes

En la Esperanza, otro pueblo sobre la franja fronteriza, todavía es posible divisar pequeños grupos de migrantes, pero no con tanta frecuencia.

Raúl, un campesino de la zona, comenta a Efe que ha visto recientemente grupos de como máximo diez personas cruzando la frontera. A menudo, se acercan a su casa a pedirle agua.

NUEVAS RUTAS

La región vive una potente ola migratoria hacia Estados Unidos desde la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca a finales de enero con su promesa de llevar a cabo una política migratoria más laxa.

Las autoridades estadounidenses detuvieron a 100 mil 441 indocumentados en febrero, frente a los 78 mil 442 de enero.

Adicionalmente, por primera vez y tras un año de pandemia, México anunció la pasada semana el control terrestre para actividades no esenciales en su frontera sur, alegando que se debía controlar la propagación del coronavirus.

VER MÁS

Miles de migrantes esperan en Juárez un “milagro”, embaucados por coyotes e información falsa

Y se han desplegado miles de efectivos de distintas instituciones para controlar el arribo de migrantes, tras la detención de 31 mil 492 “personas irregulares” en lo que va de año.

En pequeñas células, los migrantes toman ahora atajos y crean sus propias rutas a través de la selva, empujados por los traficantes que allá son conocidos como “los jefes”.

Los ranchos de la zona son invadidos por grupos de centroamericanos en un desesperado intento por evadir a la Guardia Nacional, al Ejército y al Instituto Nacional de Migración (INM), que abajo los esperan en las carretera.

PELIGROS

Hombres, mujeres y menores de edad se esconden durante el día cuando el calor alcanza o supera los 38 grados centígrados.

Después, retoman su camino por la tarde y por la noche, cuando las fuerzas federales hacen una pausa en los operativos, que se intensificaron especialmente desde el pasado miércoles.

VER MÁS

Joe Biden encomienda a Kamala Harris la misión de frenar el flujo migratorio a EU en plena crisis

 

En su viaje a Tenosique, por tres días, los indocumentados descansan bajo árboles y toman agua de pozos.

Aquellos migrantes que quieren evitarse tres días de duro viaje pueden intentar trasladarse en autobús, si pagan mil 500 pesos (unos 71 dólares) por un viaje de unos 60 kilómetros de El Ceibo a Tenosique que para un mexicano cuesta 45 pesos (unos 2.15 dólares), y además con la incertidumbre de poder ser detenidos en cualquier momento.

Después de una semana de camino, al caer la noche, los migrantes toman un atajo en la nueva ruta migratoria del poblado de Chancala, una zona que conduce a Palenque, en el vecino estado de Chiapas, aparentemente libre de operativos.

El fin último de la mayoría de los migrantes es llegar a Estados Unidos, y miles de ellos han logrado arribar en las últimas semanas a puntos fronterizos del norte de México como Tijuana, Ciudad Juárez, Matamoros o Reynosa.

Muchos duermen hoy en albergues al borde del colapso o en las calles y pueblos de estas ciudades, a menudo con altos índices de violencia.

VER MÁS

Joe Biden viajará a la frontera con México por aumento de migrantes; aún no tiene fecha determinada

De hecho, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) de México solicitó ayer, miércoles, a las autoridades otorgar atención humanitaria “urgente” para unos 240 migrantes que permanecen varados en la ciudad de Reynosa, en el fronterizo estado de Tamaulipas.

El pasado día 23, México y Estados Unidos acordaron buscar una “migración ordenada, segura y regular” en medio de un creciente flujo de centroamericanos, presiones políticas en Estados Unidos y el reclamo mexicano por la vacuna contra la COVID-19.

 

Chécalo

Aprueba IEPC registro de candidaturas para Diputaciones locales y miembros de Ayuntamiento

Resultaron procedentes 12 mil 720 candidaturas, de las cuales 6 mil 500 son mujeres, 6 …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *