sábado , junio 19 2021
Director: José Juan Mendoza Hernández
Inicio / De Interés / El voto constituye la herramienta más poderosa que, en democracia, tenemos las y los ciudadanos para ejercer un control sobre el poder: Oswaldo Chacón Rojas

El voto constituye la herramienta más poderosa que, en democracia, tenemos las y los ciudadanos para ejercer un control sobre el poder: Oswaldo Chacón Rojas

+ Votar constituye la conquista civilizatoria más importante en términos políticos, se trata de un derecho que nos iguala a todos, por encima de cualquier diferencia.

+ Todos tenemos, gracias al voto, la misma incidencia frente a la política, por eso una elección es el momento más incluyente de la vida social y el instante más igualador de la misma.

+ Vale la pena desde ahora, desde el momento mismo del inicio del Proceso Electoral, hacer un llamado a la ciudadanía a hacer un uso responsable de este derecho, a ejercer el voto de manera libre, autónoma y sin condicionamientos.

+ Desde ahora, hago un enérgico llamado a los actores políticos, a los partidos, a quienes aspiran a cargos de elección popular para que haya un respeto pleno de las reglas que nos hemos dado, que son las reglas de la convivencia democrática y se conduzcan dentro de los márgenes que establecen las leyes y la Constitución.

+ A los gobiernos federal y locales les corresponde garantizar la debida gobernabilidad y estado de derecho para que las elecciones puedan desarrollarse sin los problemas de violencia que dieron crédito las sentencias del tribunal electoral en las pasadas elecciones, y abstenerse de incidir indebidamente en la política y de usar los recursos, que son de todos, con fines electorales.

+ Quiero reconocer el compromiso público que el ciudadano Gobernador Rutilio Escandón ha manifestado de manera reiterada de respetar las reglas del juego de la democracia, de contribuir a la buena marcha de las elecciones garantizando la no injerencia de los funcionarios de su gabinete, su presencia en este acto así lo acredita. Es de reconocerse. Es un ejemplo para todos los mandatarios del país.

Tuxtla Gutiérrez. Chiapas; 10 enero 2021.

MENSAJE DEL CONSEJERO PRESIDENTE DEL INSTITUTO DE ELECCIONES Y PARTICIPACIÓN CIUDADANA (IEPC), OSWALDO CHACÓN ROJAS, EN LA CEREMONIA DE HONORES A LA BANDERA CON MOTIVO DEL INICIO DEL PROCESO ELECTORAL LOCAL 2021.

Muy buenos días tengan todas y todos ustedes.

Consejera Electoral Blanca Estela Parra Chávez

Consejera Electoral Sofía Margarita Sánchez Domínguez

Consejera Electoral María Magdalena Vila Domínguez

Consejera Electoral Sofía Martínez de Castro León

Consejero Electoral Edmundo Henríquez Arellano

Consejero Electoral Guillermo Arturo Rojo Martínez

Señoras y señores representantes de los partidos políticos.

Doctor Rutilio Escandón Cadenas, Gobernador del Estado de Chiapas.

Magistrado Juan Oscar Trinidad Palacios, Titular del Poder Judicial del Estado de Chiapas.

Diputado José Octavio García Macías, Presidente de la Mesa Directiva del Congreso del Estado

Maestra Celia Sofía de Jesús Ruíz Olvera, Magistrada Presidenta del Tribunal Electoral del Estado de Chiapas

Licenciado Arturo de León Loredo, Vocal Ejecutivo de la Junta Local del INE en Chiapas.

Licenciada Victoria Cecilia Flores Pérez, Secretaria General de Gobierno.

Licenciado Hugo Gómez Estrada, Fiscal de Delitos Electorales de la  Fiscalía del Estado.

Al Comandante de la Séptima Región Militar del Estado de Chiapas.

A la ciudadanía en general que nos sintoniza a través de redes sociales.

Sean bienvenidos y bienvenidas a la casa de la democracia en el Estado, es un honor recibirles, muchas gracias por acompañarnos.

Hoy damos inicio al mayor desafío organizativo que haya vivido esta autoridad electoral. La ciudadanía chiapaneca tendrá el próximo 6 de junio la potestad de decidir el futuro de nuestra entidad y nuestro País.

Ese día, más de seis mil casillas se abrirán para escuchar la voz de aproximadamente tres millones setecientos mil chiapanecos y chiapanecas quienes podrán vivir una gran fiesta cívica con su decisiva participación. Eso es lo que esperamos. Para eso estamos trabajando.

Serán las elecciones mas grandes en la historia de nuestro estado porque se realizarán con el mayor padrón electoral en la historia ciudadana de Chiapas.

Además de Diputaciones federales, en Chiapas se elegirán el mismo día y en la misma casilla 1,694 cargos locales: 80 de Diputados Locales de Mayoría Relativa y Representación Proporcional (40 propietarios y 40 suplentes), y 1,614 de Miembros de Ayuntamientos (123 presidencias municipales, 246 sindicaturas –entre propietarios y suplentes, y 1,245 regidurías –entre propietarios, suplentes y plurinominales-).

Si bien la democracia no se limita a la realización de elecciones, no existe democracia en el mundo que se precie de serlo sin la realización de elecciones libres, periódicas y competitivas, y en México contamos con órganos constitucionalmente autónomos que a lo largo de tres décadas han cumplido la función de dotar de confiabilidad a los procesos de renovación del poder, por lo que han abonado a la paz y a la estabilidad política y social.

En nuestro estado, corresponde al Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana de Chiapas, junto al INE, el reto de organizar ejemplarmente los comicios para elegir los cargos locales, y con ello garantizar que el electorado chiapaneco tenga la oportunidad de ejercer su derecho a elegir a quienes tomarán decisiones vitales que impactarán su vida y la de sus seres queridos en los años venideros.

Tendremos el reto más grande de su historia, pero también tenemos la capacidad, talento y experiencia forjados a lo largo de los años, así como el apoyo invaluable del ejército ciudadano que blinda las elecciones y garantiza imparcialidad en la recepción y conteo de los votos, que nos permitirán hacerle frente al desafío y superarlo en bien de la República.

El modelo electoral mexicano, y las personas que lo operamos en el territorio chiapaneco, hemos superado un sinnúmero de pruebas para garantizar en lo esencial elecciones libres, limpias y transparentes, como quedó demostrado en las pasadas elecciones ordinarias y extraordinarias de 2018, donde la imparcialidad, el compromiso con la legalidad y el talento de todas y cada uno de quienes integran el sistema electoral nacional quedó probado y comprobado.

Por ello quizás, el mayor desafío que enfrentaremos en este proceso tiene que ver más bien, con el contexto en el cual se desarrollarán las elecciones. Los problemas estructurales de pobreza y desigualdad, los desafíos en materia de seguridad y gobernabilidad, la aún incipiente cultura cívica, la actitud de algunos actores de pretender ganar a costa de todo y, por si lo anterior no fuera poco, el efecto disruptivo en términos sociales y económicos de la pandemia que estamos viviendo, retratan el medio ambiente en el que organizaremos esta elección.

Este contexto pondrá a prueba sin lugar a dudas la consistencia de nuestra democracia.

En particular, las elecciones pondrán a prueba la madurez democrática de actores políticos y sociales y partidos para respetar las reglas del juego y reconocer sus triunfos y derrotas en las urnas, para evitar escenarios de quiebre y de riesgo para la vida institucional como la que triste y preocupantemente fuimos testigos hace unos días en la nación vecina; la de los gobiernos para garantizar la necesaria neutralidad, la madurez de las mayorías para incluir a las minorías en la toma de las decisiones, la madurez de las y los ciudadanos para informarse, evitar contribuir a la difusión de noticias falsas y votar en liberad.

La función de las elecciones es legitimar a las autoridades electas, las cuales por cierto no reciben un cheque en blanco para hacer y deshacer, sino el mandato de respetar y observar la ley en todo momento, obedecer el mandato popular y responder a las necesidades sociales.

Estamos iniciando además la que será con mucha probabilidad, no solamente la contienda electoral más grande sino también la más disputada, que hayamos vivido hasta ahora.

Por ello el inicio del proceso electoral es el tiempo oportuno para recordar que las elecciones son el momento que las democracias nos damos para procesar y encauzar las diferencias políticas en paz y sin violencia; son el momento en el que las y los ciudadanos podemos decidir, con nuestro voto, el futuro político de nuestras sociedades a partir de las distintas alternativas que se nos presentan. Apostarle a vías distintas a las elecciones para definir nuestros espacios de representación política abona a la inestabilidad política y al debilitamiento institucional. Lastima nuestra convivencia social. El 6 de junio tendremos la oportunidad de rechazar esas opciones autoritarias y fortalecer la razón y la institucionalidad.

Con nuestro voto, además, los electores no sólo podemos decidir quiénes ocuparán los cargos públicos que se van a renovar, sino que podemos también ejercer un auténtico control ciudadano, premiando las buenas gestiones de gobierno y castigando a las que nos parecen malas. El voto constituye, por ello, la herramienta más poderosa que, en democracia, tenemos las y los ciudadanos para ejercer un control sobre el poder. Y ese es el derecho que habremos de salvaguardar el próximo 6 de junio.

Votar constituye la conquista civilizatoria más importante en términos políticos, se trata de un derecho que nos iguala a todos, por encima de cualquier diferencia.

Nunca en la vida todos los ciudadanos somos realmente tan iguales como cuando votamos, hombres, mujeres, ricos, pobres, indígenas, jóvenes, adultos mayores, son diferencias que se diluyen ante la urna.

Todos tenemos, gracias al voto, la misma incidencia frente a la política, por eso una elección es el momento más incluyente de la vida social y el instante más igualador de la misma.

Vale la pena desde ahora, desde el momento mismo del inicio del Proceso Electoral, hacer un llamado a la ciudadanía a hacer un uso responsable de este derecho, a ejercer el voto de manera libre, autónoma y sin condicionamientos.

El buen éxito de estas elecciones dependerá de que todos cumplamos nuestras responsabilidades. A las autoridades electorales nos toca un estricto apego a los principios constitucionales, nos corresponde ser absolutamente transparentes para no dar motivo para la desconfianza ciudadana, garantizar piso parejo para todos los contendientes, aplicar las reglas del juego de la democracia sin filias ni fobias. Así lo hemos hecho, y sin duda así lo habremos de hacer. Juramos lealtad a la constitución y a las instituciones, habremos de actuar para no deshonrarnos ante la sociedad y la que gente que amamos y confía en nosotros. No les vamos a fallar.

A los partidos y a los candidatos les corresponde el respeto de las reglas y proponer y discutir de cara a los electores sus propuestas. Desde ahora mismo, hago un enérgico llamado a los actores políticos, a los partidos, a quienes aspiran a cargos de elección popular para que haya un respeto pleno de las reglas que nos hemos dado, que son las reglas de la convivencia democrática y se conduzcan dentro de los márgenes que establecen las leyes y la Constitución.

A los gobiernos federal y locales les corresponde garantizar la debida gobernabilidad y estado de derecho para que las elecciones municipales puedan desarrollarse sin los problemas de violencia que dieron crédito las sentencias del tribunal electoral en las pasadas elecciones, y abstenerse de incidir indebidamente en la política y de usar los recursos, que son de todos, con fines electorales. Quiero reconocer el compromiso público que el ciudadano Gobernador Rutilio Escandón ha manifestado de manera reiterada de respetar las reglas del juego de la democracia, de contribuir a la buena marcha de las elecciones garantizando la no injerencia de los funcionarios de su gabinete, su presencia en este acto así lo acredita. Es de reconocerse. Es un ejemplo para todos los mandatarios del país.

Y a la ciudadanía le corresponderá apropiarse de la elección, que es suya, para hacer de la misma una auténtica fiesta democrática.

Para asegurar la libertad del sufragio y la equidad de la competencia en este proceso, los chiapanecos contarán con el profesionalismo de todos y cada uno de quienes integramos los órganos directivos, ejecutivos y técnicos, así como del Servicio Profesional y el personal administrativo del IEPC que trabajaremos decididamente para cumplir con nuestro mandato constitucional.

La sociedad chiapaneca exige legalidad para estas elecciones y en el IEPC estaremos a la altura de las exigencias que se nos plantean ejerciendo puntualmente nuestras atribuciones, para garantizar en nuestro rol arbitral, la equidad en las contiendas.

Compañeras y compañeros del IEPC, que nuestra imparcialidad y profesionalismo sean las características que distingan el futuro a las elecciones de 2021.

Que sea nuestro trabajo objetivo e íntegro el factor que permita la vinculación con una sociedad desencantada pero comprometida con la democracia, y que las contiendas, complejas y plurales, cuenten con el apoyo de ustedes, la posibilidad de convertirse en las elecciones más transparentes y equitativas que haya vivido nuestra entidad.

Sigamos trabajando para que las elecciones reivindiquen la importancia de la vida en comunidad; para que cada persona que así lo desee pueda votar libremente; para que las elecciones de 2021 se conviertan en el mayor espacio de tolerancia e inclusión que hayamos construido. Para que el fortalecimiento de los valores de la democracia impida que las diferencias políticas dividan a las familias y las comunidades; y para que una vez más sean las y los ciudadanos, y solo ellos, los que determinen con su voto el futuro de nuestras comunidades.

Trabajemos en todos los frentes y desde todos los ángulos para que en 2021 la renovación de los poderes públicos transcurra en paz, con libertad y en condiciones de higiene que aseguren el derecho a la salud y el ejercicio libre de los derechos políticos de todas las personas involucradas en la renovación más grande del poder público de toda nuestra historia.

Hagamos que 2021 sea, de este modo, recordado como el año en el que el compromiso con la democracia se impuso al desafío de la emergencia sanitaria, y que las elecciones que hoy iniciamos sean recordadas como un ejemplo de madurez política de nuestra sociedad.

Finalmente, señoras y señores:

Estas elecciones se desarrollarán en el contexto de la mayor amenaza y tragedia sanitaria que hayamos vivido. Aun así, Chiapas y México están de pie. Se pondrá a prueba la madurez de la sociedad para salir responsablemente a los espacios públicos con las medidas de higiene y sanitización que permitan a todas y todos ejercer nuestros derechos políticos sin lesionar, sin lastimar, sin poner en riesgo el derecho a la salud de nadie. Y así será… no tengo ninguna duda que el pueblo de Chiapas volverá a demostrar su compromiso ineludible con los valores democráticos de solidaridad y participación.

Es a esa misma ciudadanía a la que ahora y desde aquí convoco ―en nombre del Instituto que me honro en presidir―, a confiar en que su voto, la prenda más valiosa que posee un ser humano para edificar democracia, será absolutamente respetado el próximo 6 de junio.

¡¡¡Chiapas vive. Viva Chiapas. Viva Chiapas!!!

Muchas gracias.

NOTA DE LA REDACCION DE:  www.chipasescontacto.com, El título y subtítulos que anteceden al texto completo de este importante mensaje, fueron editados por el equipo de redacción del Grupo Contacto, para resaltar la presentación del contenido.

FOTOS: Cortesía del IEPC Chiapas.

Imágenes Acto Cívico

https://we.tl/t-Mjg7HzJuC1

Transmisión en vivo

https://www.youtube.com/watch?v=71BuwkORe5g&feature=youtu.be

 

 

 

 

Chécalo

En Comitán, Rutilio Escandón inaugura la rehabilitación del Templo de San José

• El gobernador reconoció la participación y demostración de unidad y fraternidad de las mujeres …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *