jueves , febrero 2 2023

Comentario Zeta

Jueves 8 de septiembre de 2022  

Por Carlos Z. Cadena.  

Sigue la conjura “reeleccionista” en la UNACH, y empieza el sospechosísmo que no cuadran las cuentas.  

(Natarén, debe de transparentar muchos escenarios extraviados y de flojera por los dos años de ciclo escolar a distancia).   

Más allá de la infamia y vergüenza histórica del fantasma de la “reelección universitaria” que viene fraguando el Rector de la UNACH, Faustino Natarén Nandayapa, conspirando y maniobrando a su favor con los sindicatos universitarios, ahora se viene revelando lo que empiezan a llamar una “estafa maestra universitaria”,  en nuestra alma mather de Chiapas, que debe de darse a conocer a la opinión pública,   de un presunto faltante de 500 millones de pesos, situación que ha generado esta “mano golpista de  la UNACH” que ofende la democracia en Chiapas”, por eso en los corrillos universitarios se comenta que hasta una cena le concertaron a Faustino Natarén Nandayapa, con el titular de la Auditoria Superior de la Federación (ASF) David López Colmeneras, con el afán de que se le ayude a la UNACH, a buscar cómo generar mecanismos de comprobación por un supuesto faltante de 500 millones de pesos, peor aún esta comprobación y de su gestión se dieron en los dos años de ciclo escolar a distancia  por motivo de la pandemia.  Fue flojera pura.

Tan vil, degradada, ignominiosa y hasta deshonrosa, se ha fraguado este “complot y maquinación  de reelección” que esta “campaña reeleccionista” ha sacado a la luz pública de como llego a ocupar la Rectoría de la UNACH, Natarén Nandayapa, y fue gracias a su “manto protector” con aquel depuesto Santiago Nieto Castillo,  en ese entonces, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, que   fue quien lo “apadrino” para ser Rector y esto lo sabe ahora toda la UNACH. La jugarreta proviene de que se conocieron en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, una amistad estudiantil que lo catapultó a la colina universitaria y que nunca debió de haber llegado.

Santiago Nieto, defenestrado y echado a la calle por la cuarta trasformación,  no solamente lo llevo de la mano a la UNACH, sino que le dio poder a Faustino Natarén Nandayapa,  para que hiciera lo que se le viniera en gana, por eso ahora los problemas de comprobaciones y evidencias verificadoras y probatorias, porque se tiene que explicar a la comunidad universitaria,  y a la sociedad chiapaneca que se hizo en estos años de la pandemia,  cuando todo fue educación a distancia y privo el estatismo y la “guevoneria”

¿En que se gastó y en que se invirtió, el presupuesto, porque la UNACH lo necesita saber, porque se trata de la institución donde mayor honorabilidad y honestidad pública debe de haber por su condición de ser la máxima institución en el estado de Chiapas, de enseñanza superior que comprende diversas facultades, y que confiere los grados académicos correspondientes? ¿Según las épocas y países puede comprender colegios, institutos, departamentos, centros de investigación, escuelas profesionales?, Es pues el conocimiento académico, científico e intelectual del pueblo sabio de Chiapas?

Faustino Natarén Nandayapa, Cintalapaneco de origen, lo único que tiene que hacer es mostrar que en estos años de su Rectorado es un administrador honesto, y que ha hecho de la plataforma académica y científica, y eso hay que explicarle a los estudiantes y a la sociedad de Chiapas, no a los sindicatos de trabajadores administrativos (STAUNACH) o el sindicato de académicos (SPAUNACH). Ni Pedro Jiménez Pérez ni Héctor de León Gallegos, deben de tener vela en el entierro con una “conjura reeleccionista” que ofende a los chiapanecos y a la comunidad estudiantil, al grado de llevar acarreados y porristas al mitin central donde lanzo la señal de que debe de ser “reelecto”, cuando no se avanzó y floreció en nada en la UNACH, todo fue pandemia y educación a distancia. ¿Entonces qué calidad moral para atreverse a tomar este tipo de afrentas e insultos, un Rectorado y dos sindicatos que también ya negociaron sus reelecciones sindicales”?.

 

Los sindicatos -STAUNACH y SPAUNACH_ en una universidad deben de ser ajenos a este tipo de conjuras y golpes arbitrarios y dictatoriales, porque esa dimensión de complicidades nos lleva a pensar que las cosas no andan muy bien en el recinto universitario más importante de Chiapas. Ellos le deben de servir a los trabajadores y maestros académicos, no a un Rector salpicado por un padrinazgo político federal como Santiago Nieto Castillo, que fue echado de la cuarta trasformación, por sospecha de corrupción y aquella famosa boda a escondidas –el año pasado- donde fue el desposado en una fiesta pudiente en Guatemala, donde estuvo evidentemente Faustino Natarén Nandayapa, que hasta ahorita no se sabe que le llevo de regalo a su excompañero,  si una marimbita o prendas de ámbar de Chiapas.

Por cierto, hay en estos momentos tres operaciones reeleccionistas y de complicidades en las tres primeras ciudades de Chiapas, y todo viene desde Tapachula, San Cristóbal de las Casas y Tuxtla Gutiérrez. En ese orden. Y mucho tiene que ver el apellido De León Gallegos.  Una reelección universitaria con mente de la tercera transformación, donde no faltaran muy pronto los porros, porque porristas sobran.  Que brutos.

 

El padrino de la UNACH…¿Quién fue Santiago Nieto Castillo?.  

Santiago Nieto Castillo, ejerció el cargo de titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales, unidad adscrita a la Procuraduría General de la República, y posteriormente fue titular de Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en el Gobierno de federal.  El 20 de octubre de 2017 el subprocurador jurídico y de Asuntos Internacionales de la en ese entonces PGR, Alberto Elías Beltrán, informó sobre la destitución de Santiago Nieto Castillo de la unidad de delitos electorales de la PGR. La destitución se dio a partir de filtraciones que el entonces titular de la FEPADE hizo sobre el caso de Emilio Lozoya, argumentando que este lo presionaba para ser declarado inocente, lo cual, a decir de la Procuraduría General de la República, vulneraba el debido proceso del acusado y violaba el código de conducta del órgano. Nieto Castillo sostuvo que su destitución fue una decisión arbitraria con el fin de proteger a Emilio Lozoya.

 

El 22 de mayo del 2018, el ex fiscal Santiago Nieto, se integró a la campaña del candidato presidencial por la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador. El 3 de septiembre del mismo año, Carlos Manuel Urzúa Macías, propuesto como Secretario de Hacienda y Crédito Público, anunció la designación de Santiago Nieto Castillo como titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, unidad dependiente de la SHCP, formando así parte del Organigrama de la administración federal de López Obrador y que después fuera lanzado y echado al basurero de la historia de la 4T.

Un poder de Santiago Nieto que pudo haber influido en los trastornos y desajustes de los arrogantes reeleccionistas chiapanecos. En fin…Dixe.    

 

Check Also

COMENTARIO ZETA

Lunes 30 de enero de 2023   Por Carlos Z. Cadena    Diálogos de Brito, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *