lunes , agosto 1 2022

Comentario Zeta         

Carlos Z. Cadena

2 de agosto de 2022

 

Monterrey y Tren Maya, reconocen problemas de seguridad nacional; Chiapas y su problema migratorio, no.    

 

(El agua para los de Monterey y las obras del Tren Maya son declarados asunto de “seguridad nacional” ¿Y los chiapanecos con su fenómeno migratorio, ¿cuándo?)  

Como nunca en la historia de Chiapas cuyo leyenda de ser orgullosamente mexicanos está por cumplir sus 200 años el próximo 14 de septiembre de 2024, y hasta ahora seguimos como la  entidad del país más pobre y analfabeta que nunca en su “historia mexicana” –todos esos 200 años-  ha logrado su despegue industrial pese a contar con la materia prima en asuntos del campo, como el café, el cacao, el plátano, y muchos otros productos pero que también es petróleo, electricidad, agua, bosques y muchos lugares turísticos, además de ser un lugar estratégico de México con Centroamérica y países Sudamericanos.

Todos los días escuchamos los chiapanecos en “La Mañanera” que se otorgan grandes obras a muchos lugares de nuestro país, a otros estados de la república Mexicana,  como son carreteras, libramientos, caminos, ahora hasta acueductos hasta de 100 kilómetros, grandes puentes, presas para surtir de agua a la gente, gaseoductos, estructuras eléctricas para beneficios de  otras regiones, y así sucesivamente,  pero para Chiapas, no hay absolutamente nada hasta ahora de desarrollo nacional,  al que le prometió mucho el Presidente López Obrador, pero al último se llevó ese desarrollo nacional a los Puertos de Salina Cruz con el Puerto de Coatzacoalcos y crear  “El Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec”,  que  es un proyecto  que no estaba en la narrativa oficial y que está compuesto por la parte férrea, aeroportuaria, portuaria y de desarrollo industrial con al menos 10 zonas económicas especiales.

Más allá también de las emblemáticas obras dela actual cuarta trasformación donde Chiapas  solamente alcanza una colita de 26 kilómetros de Tren Maya en su sede Palenque, y nada más, el Presidente viene a inaugurar hospitales de otros sexenios, y últimamente bancos del bienestar que le dan a todo el país, así como  los programas sociales e instalaciones de la Guardia Nacional, son obras para todo México, pero en especial ¿qué obra federal le han dado a Chiapas, que es la tierra a donde se va a quedar a vivir el Presidente López Obrador?. Es pregunta.  Todo ha sido discursos y nada más.

El malestar se ha profundizado con algunas denuncias en las redes sociales de los chiapanecos  en torno a que el estado de Chiapas, sigue siendo una entidad en pleno abandono e incuria  dentro del  apoyo federal en favor de su desarrollo nacional, y todavía pagando los platos rotos al convertir las autoridades federales  a Chiapas en una” cárcel gigante de migrantes indocumentados”  que no se saben quiénes son y cómo se llaman y viviendo en regiones de Chiapas, donde no solamente es el grave problema de la inseguridad pública, que también aportan, sino que la población chiapaneca  vive también el peligroso  problema de salud pública por el contagio del covid 19 que podrían traer estos extranjeros ilegales,  y ahora también la llamada” viruela del Mono” que también corre el riesgo de ingresar por Guatemala a través del fenómeno migratorio.

Nunca se han venido a parar médicos del gobierno federal a hacerle frente a la frontera de Chiapas con Guatemala sobre el problema de la pandemia que mató a miles de Chapanecos como fue el covid 19 y que sigue enfermando tal vez con menos riesgos de muerte, pero que no han existido campañas federales de salud pública para los chiapanecos que dan su territorio para recibir a estos extranjeros ilegales, pero a cambio no hay ningún apoyo del gobierno federal para el pueblo de Chiapas. Los chiapanecos viven inseguridad y todavía el miedo en la salud pública por las enfermedades del covid y ahora la viruela del mono.  Nuestra sociedad sufre por todos lados.

Problema migratorio de Chiapas es un problema también de seguridad nacional.  

Inclusive el fenómeno migratorio que ilegalmente esta ingresando a México -vía Chiapas. es un problema de seguridad nacional al que no se le ha reconocido, porque son miles de extranjeros que ingresan sin documentos que manifiesten quienes son y de donde vienen. Todo Chiapas sabe que se están viniendo de El Salvador cientos de marasalvatruchas que huyen de su país, ante la guerra que le ha declarado el Presidente Nayib Bukele, y en la frontera sur entran como “Juan por su casa”.  No le demos la connotación de migrantes que es la política alcahueta de las autoridades, sino que lo veamos como extranjeros que entran ilegalmente a México.

Es tan fácil el razonamiento de la alcahuetería de México por apoyar a los extranjeros, que por un lado desde que empezó la 4T México se convirtió en un adalid y cabecilla de Centroamérica dándole programas sociales en apoyo, por eso se hace del desentendido con los flujos migratorios que provienen de Centroamérica y otros países. O sea, no solamente se está apoyando con programas sociales, sino con la “entrada gratuita” a México de los que vienen de otros países.

El agua y el Tren Maya problemas de seguridad nacional…¿La migración extranjera no?.  

El pasado lunes 25 de julio, el presidente López Obrador decidió declarar tajante al Tren Maya como asunto de seguridad nacional bajo el argumento de que hay injerencia del gobierno de Estados Unidos, por las tácticas dilatorias del Poder Judicial y por los altos costos que ha representado al erario. El mandatario federal afirmó que no hay ningún desacato judicial y que no habrá sanciones a ninguno de sus funcionarios porque las obras ahora están en manos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), y como asunto de seguridad nacional también corresponde a las dependencias federales encargadas de la seguridad.

El pasado viernes 29 el gobierno federal clasificó como “asunto de seguridad nacional” la emergencia por el desabasto de agua potable que desde hace tres meses enfrenta la zona metropolitana de Monterrey, Nuevo León. Así lo estableció el decreto presidencial publicado el pasado fin de semana en el Diario Oficial de la Federación. Por primera ocasión, debido a un asunto de causa pública, las autoridades tomaron el control de las concesiones privadas a fin de hacer frente a la crisis del agua. El documento establece el plan de acción inmediata para atender esa problemática a fin de dotar del recurso al uso público urbano y doméstico de las zonas perjudicadas.

 Para México la seguridad y la salud pública de los chiapanecos no es un problema de seguridad nacional, para las obras federales, y para los que les falta agua en Nuevo León sí. Que estaremos pagando los chiapanecos para que a casi 200 años de ser mexicanos sigamos en el atraso y el total abandono, ya no solamente en desarrollo nacional, sino en salud pública e inseguridad. ¿Y los chiapanecos callados?

Es increíble que se declare de seguridad nacional una obra federal interna y falta de agua para determinado grupo de mexicanos y la invasión extranjera sencillamente NO. En fin. Pobre Chiapas y pobre México cuando empiece a sufrir el problema de la invasión extranjera  que ya pega en las regiones del país.

 

Check Also

Desde el Sur 

Armando Chacón Ramírez Corzo 28 de julio de 2022 Trejo Huerta, no ve ni escucha …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *