sábado , junio 15 2024

COMENTARIO ZETA

Lunes 5 de junio de 2023

Por Carlos Z. Cadena 

“La hiberpaternidad” de Roberto Albores, ha llevado a los cargos públicos a Robertito junior.

 (Toda su vida política está marcada por el Papá, quien teje y negocia cargos para beneficio del junior)

Emerge un nuevo escenario de “Tiempos de canallas” en Chiapas, empezando con el caso de Roberto Albores Gleason, “El Croquetas junior”, un caso digno de “patriarcado político”, o como le llama en la psicología social, la “hiperpaternidad” que es un modelo de crianza que se basa en la incansable supervisión de los padres sobre los hijos. Intentar protegerles demasiado o allanarles siempre el camino y que a la larga puede tener consecuencias negativas en ellos. en su sentido literal significa gobierno de los padres.

Nadie puede negar que toda su vida política de Robertito Albores Gleason, el fenómeno de “padre protector”, ha estado presente, sobresaliendo la alcahuetería, pero no  en el sentido de que todo padre vigila a su hijo, eso existe en toda las familias,  eso es muy normal, lo que sobresale aquí es y lo califican de anormal y hasta inconcebible  que la totalidad de cargos de elección, o un cargo de administración pública en algún gabinete sexenal con determinado gobernador, es Don Roberto Albores Guillen,  el que negocia y hace piruetas para la ascensión y progreso  de su junior. En Comitán se ha denunciado mucho estas piruetas.

En 2006 fue expulsado del PRI Albores Guillen, por haber apoyado a Juan Sabines Guerrero en las elecciones estatales para gobernador, a pesar de lo que llamaron “traición a su partido”, se empezó a convertir en la supremacía de padre sobreprotector   del junior, aprovechando sus relaciones políticas,  y así lo advierten muchos de sus más cercanos, fue el que trazaba  y traza todavía que tuviera cargos públicos Robertito junior, y esta renuncia del junior a su partido político  este 29 de mayo, el fue el operador porque desde su cumpleaños en febrero en una celebración en su natal  Comitán, ya había dicho que se iba del PRI rumbo al PVEM o a MORENA. 

Tan sobrestimado el manto protector para allanarle una carrera política al hijo, más por relaciones políticas que por conocimiento práctico, publicaron en las redes sociales que hasta la “carta de renuncia” que presentó Albores Gleason a su partido político fue también confeccionada por la mano de Papá. Una carta indigna, porque dice en una línea textualmente “Mi recorrido por la política ha sido venturoso y de gran realización humana”, cuando Albores Gleason fue candidato al gobierno del estado y perdió, ni las gracias le dio a su gente y se escondió para después cambiar su residencia a Mérida Yucatán, de donde es su conyugue.  El que prometió “sudar la camiseta y desgastar el caite” descontrolado desapareció de Chiapas y ya no se le volvió a ver por algún tiempo, sino fue hasta la semana pasada, que filtraron fotografías que había terminado un grado académico en una Universidad de Estados Unidos, y era el momento para echar las campanas al vuelo.

Tan negoció el Papa Albores algo para su hijo, que todos los que han sido empleados a lo largo de la carrera de Don Roberto Albores Guillen, publicaron en las redes sociales la graduación de Albores Gleason, diciendo que ahora el camino era Chiapas, y evidentemente empezaron las especulaciones de sus propios allegados: “Robertito va a ser diputado federal, por el verde o la guinda, pero va a ser”.  El pasado 10 de febrero, fue el cumpleaños de Albores Guillen, y en la gran fiesta el tema principal fue que otra vez reaparecía en la política el que ya pronto se iba a graduar en una Universidad gringa. Muchos coincidieron que la comelitona fue más hecha para hacer grilla en favor de Robertito, que en verdad celebrar un año más de vida del Papa. Expresiones de los mismos invitados.

A raíz de la matanza de familias pertenecientes a «Las Abejas», grupo ligado a las comunidades eclesiales de base de la Diócesis de San Cristóbal de Las Casas, el 27 de diciembre de 1997 en Acteal, Chiapas, perpetrado por grupos paramilitares aliados del PRI, RAG, fue designado gobernador sustituto el 7 de enero de 1998 y concluyó su mandato el 8 de diciembre de 2000. Fue uno de los políticos señalados por el EZLN y sus bases como representante de la clase política explotadora y por su talante represor, los pueblos en resistencia autonómica le apodaron «El Croquetas». (Wikipedia) 

El periodista comiteco Raymundo Días S.  escribió este viernes 2 de junio  en su espacio “Perfil Fronterizo”  textualmente lo siguiente: “Es PENOSO, VERGONZANTE y ABERRANTE que quién sólo SE APROVECHÓ de aquella efímera «fuerza democrática» (que dé democrática no tuvo nada) que conformó su padre y miles de campesinos a quiénes sólo utilizó COMO ESCALERA para lograr una Secretaría en el gabinete de Juan José Sabines Guerrero con quién «amarró» grandes proyectos para su beneficio personal, pero NO PARA LA GENTE de quiénes se olvidó, hoy salga con su llantos femeninos y se va al Partido Verde Ecologista de México, lo cual ya estaba cantada, y agrega: Alegando o pretextando  antidemocracia en el PRI, Roberto Albores Gleason, el «HIJITO DE PAPI» que por sí sólo NUNCA ha podido lograr y conseguir nada porque es UN PERFECTO CERO A LA IZQUIERDA en estatura y conocimientos políticos, hoy renuncia de ese PRI que le dio de COMER CON MANTECA por muchos años y cuyos MILLONARIOS RECURSOS de su dirigencia se embolsó”. Y finaliza su comentario: 

“Los chiapanecos ya no están mudos, ciegos y ni sordos como en aquellos tiempos de los efímero y engañosos “Albores Sí Cumple», del “Regreso para Darte Más» o de «Ni me Asusto, ni me Rajo», para seguir apoyando a estos sátrapas políticos y financieros cuyos cochupos ya iremos dando a conocer aquí uno a uno.  Hoy, padre e hijo dejan tirado un partido al que sólo usufructuaron y se mudan a otro con el único fin de seguir prendidos de los presupuestos públicos, pero ningún apoyo para los campesinos a quienes buscan seguir sorprendiendo, engañando y utilizando como escalera como ya lo han hecho en otras ocasiones. Quién no los conozca, que los compre.  Sobre esta dupla de caciques – Albores Guillén y Albores Gleason-, ya abundaremos, y mucho, muchísimo”, termina diciendo el conocido periodista Raymundo Díaz. 

La renuncia de Albores, un cero a la izquierda.  

Por su parte el dirigente estatal del PRI de Chiapas, Rubén Zuarth Esquinca, dijo que “La renuncia de Roberto Armando Albores Gleason, ex candidato del PRI a la gubernatura por Chiapas en 2018, no sorprende ni lástima, ya que, durante los últimos comicios estatales, sus cuadros jugaron en contra del Partido Revolucionario Institucional. Aseguró en entrevista telefónica para el programa Denuncia Pública, que el ex candidato solo busca llamar la atención, ya que desde el 2018 se ha mantenido escondido. Por tanto, manifestó que en el PRI toman la renuncia de Roberto Albores como una oportunidad para trabajar con las y los verdaderos priístas, ya que afirmó, que este tipo de actitudes nunca serán premiadas.

“Hoy solo hacen evidente ya los tiempos y momentos políticos. Después de la derrota del 2018 la militancia no los volvió a ver, no volvimos a saber de él y su grupo, y, por el contrario, muchos de los cuadros que acompañaron a Roberto, jugaron ya en contra del partido en la elección pasada (2021)”, refirió el dirigente priísta. Mas ya no puede haber en “Tiempos de canallas” con los Albores.  Dixe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 − 6 =