viernes , junio 14 2024

Celebra Rutilio Escandón dos años de paz entre Aldama y Chenalhó, tras cinco décadas de enfrentamiento

+ El gobernador destacó que al inicio de esta administración se priorizó la atención de este tema, logrando una solución justa y legítima

+ Dijo que el pacto de paz es el mayor tesoro que se heredará a las presentes y futuras generaciones de ambos pueblos

TUXTLA GUTIERREZ, Chiapas; 28 de mayo de 2024.- Durante la Conmemoración del Segundo Aniversario de Paz entre Aldama y Chenalhó, y tras resaltar la importancia de que los pueblos indígenas no se dividan y se mantengan juntos, el gobernador Rutilio Escandón Cadenas reconoció la voluntad de diálogo y disposición de los gobiernos y las autoridades tradicionales para alcanzar la paz, amor, fraternidad y bien común.

Subrayó que al inicio de esta administración se priorizó la atención de esta disputa de tierras, por la cual llevaban 50 años de ataques y violencia, y tras semanas de trabajo se logró la solución de manera equitativa, justa y legítima que permitió recobrar la tranquilidad a través de un pacto de paz que, dijo, constituye el mayor tesoro que se heredará a las presentes y futuras generaciones de ambos pueblos.

“Estamos seguros de que las nuevas generaciones se van a sentir muy orgullosas de ustedes porque tuvieron la voluntad y la valentía de dialogar y decidir caminar juntos por el bien común, luchar por sus usos y costumbres, por la fraternidad y el amor al prójimo”, apuntó el mandatario.

La secretaria general de Gobierno, Victoria Cecilia Flores Pérez, sostuvo que en la búsqueda de la solución definitiva durante esta administración se efectuaron más de 300 reuniones de conciliación, privilegiando el diálogo entre comunidades limítrofes de Aldama y de Chenalhó, lo que permitió la firma de pactos y convenios para poner fin al conflicto. Señaló que esta reunión es muestra de la voluntad política de ambos pueblos de reconstruir el tejido social y los lazos de cooperación.

La alcaldesa de Aldama, Angelina Díaz Méndez, explicó que, por muchos años, habitantes de Aldama y Chenalhó resolvían sus problemas a través del conflicto, lo que obligó a que miles de personas fueran desplazadas para no ser víctimas de los enfrentamientos, sin embargo, gracias a las gestiones, hoy hay paz y la tranquilidad en ambos municipios.

Del mismo modo, el alcalde de Chenalhó, Abraham Cruz Gómez, agradeció el esfuerzo del Gobierno Estatal a fin de resolver la problemática agraria que existía en esta zona, y donde hoy las tierras se trabajan bajo un marco de respeto y hermandad, en coordinación entre autoridades comunales de ambos municipios. Exhortó a las presentes y nuevas generaciones de ambos municipios a seguir respetando los acuerdos tomados para vivir en paz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − once =