viernes , diciembre 14 2018
Director: José Juan Mendoza Hernández
Inicio / Opinión / Respaldo a Enoc Hernández para la rectoría de la UNACH

Respaldo a Enoc Hernández para la rectoría de la UNACH

25 noviembre 2018.

A LA SOCIEDAD CHIAPANECA

A LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA DE LA UNACH

A LOS INTEGRANTES DE LA JUNTA DE GOBIERNO DE LA UNACH

POR QUÉ ENOCH HERNÁNDEZ CRUZ DEBE SER RECTOR DE LA UNACH.

Revisando el perfil de los aspirantes inscritos para ser designados con el cargo de Rector de la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH), si bien se advierten académicos con cierto reconocimiento, los hay también quiénes son señalados por su baja calidad académica y moral, aquellos que son vividores y aviadores de la universidad; como aquellos que tienen a su favor el compromiso y responsabilidad social. En tiempos de incertidumbre, de hipermodernidad, de la liquidez del pensamiento, de las relaciones y las instituciones; en tiempos de racionalidad instrumental, pragmática y hasta utilitaria; surgen voces que hacen un llamado por la unidad, el respeto y el trabajo; como también los que acusan y señalan para hablar en nombre de la “Autonomía” y del “Amor a la universidad”, haciendo llamados contra un candidato. Las diferentes ideologías y corrientes en el poder de la UNACH, pusieron sus candidatos, exaltaron sus virtudes, pero destacaron los errores y faltas vertidas en redes sociales y en ocasiones de forma directa, en forma de acusaciones.

En tiempos de recorte presupuestal a las universidades públicas, ante el anuncio de nuevas universidades en la región y entidad chiapaneca, por parte del gobierno que encabezará el Lic. Andrés Manuel López Obrador, en tiempos de que la UNACH ha sido auditada por ser parte de la denominada “Estafa Maestra”, en tiempos en que las diferentes facciones que han ocupado cargos del primer nivel dentro de la UNACH se han encargado de endeudarla (con el ISSSTE y SAT), y se ha dejado de lado un Plan de Desarrollo Institucional alineado al Plan de Gobierno Estatal y Plan de Desarrollo Nacional; se requiere de un perfil de rector que vincule las funciones sustantivas universitarias con los programas sectoriales de la Educación Superior (Evaluación, acreditación, internacionalización, etcétera), para que se traduzcan en una extensión de servicios que sirvan al desarrollo social y empresarial en la entidad; como a la más elevada formación educativa de los estudiantes y egresados de esta casa de estudios, para que éstos sean competentes y capaces de insertarse al mercado laboral o generen su propia forma de vida.

En la UNACH se requiere de una reingeniería que priorice necesidades fundamentales: La preparación académica y generación de conocimiento, como premisa fundamental sustentada en el desarrollo de las funciones de investigación, extensionismo y docencia. Luego las necesidades elementales de protección y subsistencia, esto es, la protección de los derechos de los trabajadores, como el de la jubilación y los alcanzados en negociaciones de contrato colectivo de trabajo. La subsistencia de programas de licenciatura, especialidades y posgrados que son pertinentes para el desarrollo de la entidad y contribuyan al desarrollo de capacidades de los más desfavorecidos, como la revisión de direcciones, coordinaciones y programas monopolizados o cooptados por pequeños grupos de poder enquistados en la universidad, que venden “humo académico y amor universitario”, que forman desempleados y no permiten el surgimiento de nuevas propuestas que revitalicen a la UNACH.

Se necesita una reingeniería que sea capaz de atraer recursos públicos y privados a la universidad, un rector que gestione ante las instancias gubernamentales, recursos económicos extraordinarios para solventar adeudos al SAT y al ISSSTE para que los trabajadores puedan recibir el servicio médico, no sean requeridos por hacienda y puedan optar por la jubilación.

La larga lista de aspirantes a rector de la UNACH no tiene experiencia académica, no ha ocupado cargos públicos ni responsabilidades directivas en empresas o mantiene alguna relación con empresarios, el pueblo, las necesidades de la gente, siquiera con los estudiantes; por sobre todas las cosas, no tienen experiencia política y no han gestionado ni ejercido presupuesto público con solvencia. Entre todos los aspirantes, existe uno que por encima de todos, posee capital simbólico que le ha permitido una vasta experiencia en el sector público, le ha permitido conocer las necesidades de la gente y servirles desde los puestos que ha ocupado; tiene una relación con empresarios y productores de la entidad, una relación cercana con integrantes de cámaras y colegios de diversa índole. Sabe administrar recursos económicos y gestionarlos para emprender proyectos de desarrollo social. Este perfil lo tiene el Lic. Enoch Hernández Cruz, quien a lo largo de su trayectoria en el servicio público, como político y como responsable de la “Fundación Manuel Velasco Suárez”, ha obtenido logros importantes en materia de desarrollo social y económico para las familias chiapanecas más vulnerables.

En tiempos de incertidumbre, de acomodos con fines meramente instrumentales, se requiere de la experiencia de un político tenaz, de un político con capacidad de gestión, que acompañado de la inteligencia de los mejores académicos y personal administrativo, reorienten el rumbo de la máxima casa de estudios. Demás están los currículos académicos, los reconocimientos que no resuelven problemas de verdad, los de los chiapanecos. La UNACH no puede seguir creciendo en la anarquía, bajo el amparo del chantaje y clientelismo de grupos enquistados, necesita de la rendición de cuentas y de la transparencia de sus recursos; requiere del liderazgo necesario para evaluar, acreditar y re acreditar programas educativos, para volver a ser la máxima casa de estudios de Chiapas, que de cobijo a más estudiantes de bachillerato y de certeza a los integrantes de su comunidad. Chiapas necesita de la UNACH, pero la UNACH necesita recuperar la confianza del gobierno estatal y federal, para que éstos inviertan en ella, requiere ser el referente de padres de familia, de ayuntamientos municipales, de empresarios, de organizaciones de la sociedad civil; hoy más que nunca se necesita de la vinculación Universidad-Empresa y Universidad-Sociedad, y en la persona del Lic. Hernández Cruz, existe una verdadera posibilidad de compromiso personal para el desarrollo institucional de la UNACH, para seguir cumpliendo con su lema: “Por la conciencia de la necesidad de Servir.”

Mtro. Jorge Luis Fidel Torres Rojas

PTC, FAC. CIENCIAS SOCIALES, C-III.

Director de la Facultad de Ciencias Sociales en el periodo de 2007-2011

Chécalo

El domingo arrancan los trabajos de la construcción del Tren Maya, confirma Rutilio Escandón

+ Se va a construir la supercarretera SCLC-Palenque, asegura el Gobernador de Chiapas Luis Ruiz/ASICh …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *