miércoles , septiembre 27 2023

Marchan miles de médicos en el país en apoyo a galenos acusados de negligencia

MEXICO, D.F., 22 de Junio de 2014.- El movimiento #YoSoy17 convocó este domingo a miles de médicos que marcharon simultáneamente en 20 estados del país y el Distrito Federal en solidaridad con 16 galenos del IMSS en Jalisco sujetos a proceso penal acusados de negligencia por la muerte de un menor.

La movilización, convocada desde la semana pasada a través de redes sociales, también fue para discriminalizar la práctica médica y denunciar las condiciones laborales que hay sobre todo en los sistemas públicos de salud.

Los participantes portaron sus batas blancas con un moño negro del lado izquierdo, así como playeras, mantas y pancartas con la leyenda: “somos médicos, no somos dioses ni criminales”. En ninguna entidad se presentaron incidentes.

En la capital de Jalisco, al menos 10 mil personas marcharon por las calles del centro de Guadalajara. Personal prácticamente de todas las instituciones -IMSS, Issste, Secretaría de Salud-Jalisco y Hospitales Civiles-, participaron en la manifestación, que concluyó en las oficinas de la Procuraduría General de la República (PGR).

En el Distrito Federal, miles de médicos llegaron a las puertas de Palacio Nacional, luego de que un grupo de granaderos les impidió el paso en avenida Tacuba y en Cinco de Mayo, ya que los organizadores habían acordado con el GDF realizar el mitin en la Alameda.

Centenas de médicos se dieron cita en el Ángel de la Independencia y avanzaron sobre Paseo de la Reforma con la consigna de #YoSoy17.

En un comunicado señalan que el deterioro constante y paulatino de los servicios públicos de salud ha mermado el presupuesto, lo cual se ha traducido en la escasez de materiales, infraestructura y medicamentos.

En Oaxaca unas 500 personas participaron en la movilización, entre médicos con más de 30 años de servicio así como estudiantes de medicina. También hubo marcha en Salina Cruz a la que se sumó un contingente de la Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud, quienes exigieron al gobierno del estado de Oaxaca que se dé una solución urgente a la petición de rehabilitar y equipar a la brevedad el Centro de Salud Urbano de Salina Cruz.

Los galenos y enfermeras manifestaron que las supuestas negligencias en las que han estado involucrados los Hospitales del IMSS y Centros de Salud en el Istmo de Tehuantepec, obedecen a la falta de interés por parte de las autoridades para equipar y darles mantenimiento a las instalaciones médicas.

La marcha del movimiento #Yosoy17, estuvo encabezada por especialistas del IMSS, entre ellos el cirujano Carlos Farías; el pediatra Isaías Antonio Rasgado, y el médico internista de apellido Juárez Reyes, quienes indicaron que con estas manifestaciones que se realizan de manera simultánea en la República mexicana se busca concientizar a la ciudadanía en cuanto a las condiciones que laboran.

En Colima la marcha se desarrolló en silencio por las calles de esta ciudad. Los galenos comenzaron su protesta en el hospital regional del IMSS, para concluir en la delegación estatal de la PGR, en donde entregaron por escrito sus demandas.

En tanto, en la capital de Aguascalientes unos 300médicos y trabajadores del sector salud principalmente del Seguro Social y del Instituto de Salud del estado, (ISEA), avanzaron hacia la sede del Poder Judicial.

En voz de los quejosos que también marcharon en silencio, Efrén Castillo Valadez señaló: “estamos apoyando a nuestros compañeros que fueron demandados por un acto médico. Hay que recordarle a la ciudadanía que nosotros estudiamos con el fin de ayudar, no para lo contrario».

“Se requiere una despenalización o un equilibrio en las leyes relacionadas con la práctica médica. Es necesario revisar las leyes a fondo, pues sí es díficil que se empiecen a hacer demandas y demandas para el sector médico, porque en la medida en que se empiece a hacer esto, se tendrá que recurrir a aplicar una medicina defensiva, lo cual irá en contra del paciente porque el servicio se va a encarecer muchísimo”, agregó.

Los galenos expusieron sus demandas de contar con instalaciones y equipo adecuados, así como el instrumental y medicamentos necesarios para desarrollar su labor en los centros laborales.

En Acapulco, Guerrero, la marcha se registró en la avenida costera Miguel Alemán, en la franja turística de este puerto. La caminata, a la que se sumaron médicos particulares, inició alrededor de las 9:30 horas en el asta Bandera y se dirigió al zócalo.

A las calles de Tepic, Nayarit salieron poco más de 600 médicos de los servicios públicos de saludo. Los participantes se reunieron en la explanada del ex-convento de La Cruz, al sur de Tepic, y de ahí comenzaron a caminar por la avenida México hacia el palacio de gobierno.

Sin gritos, en completo silencio, y hasta incómodos por la falta de costumbre a realizar este tipo de manifestaciones, los doctores portaron mantas con la leyenda #YoSoy17, llegaron a la plaza Bicentenario, frente a Palacio de gobierno.

De igual manera se registraron movilizaciones médicas en Matamoros, Tamaulipas; Durango, Campeche, y tres ciudades de Guanajuato. En Hidalgo donde marcharon médicos de los 84 municipios del estado, así como estudiantes de la carrera en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

De igual manera otros 500 médicos marcharon este domingo por la avenida Obregón, la principal de Culiacán, Sinaloa. La marcha inició poco después de las 8:30 de la mañana en el templo conocido como La Lomita, en la colonia Guadalupe, y concluyó en la Catedral, en el primer cuadro de la ciudad; durante el recorrido no hubo incidentes.

A la manifestación acudieron Leonel Aguirre Meza y Óscar Loza Ochoa, de la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos de Sinaloa (CDDHS). Un menor que participó en la marcha junto con su madre llevaba una camiseta con la leyenda en la espalda: “Mi papá es médico, no Dios ni criminal. #YoSoy17”.

En Villahermosa, Tabasco, la marcha conformada por unos 500 arrancó a la altura de la escuela de Medicina de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT) y concluyó frente a la Quinta Grijalva, residencia del gobernador del estado.

Frente a la Quinta Grijalva, el traumatólogo Carlos González Maza expuso que a los médicos “se nos está criminalizado con una tendencia política desde hace algunos años”. Dijo que en los distintos hospitales carecen de medicamentos, material de curación, sutura e insumos, y pese a ello los facultativos ponen su mayor esfuerzo para salvar vidas.

Argumentó que en horarios de ocho horas atienden entre 30 y 40 pacientes, sin contar con el material necesario, y acusó a los “políticos y jueces que, por su incapacidad para combatir la inseguridad, están criminalizando a los médicos”.

En Toluca, estado de México, participaron más de dos mil médicos. La comitiva se congregó en el exterior del hospital Mónica Pretelini y se enfilaron hacia Palacio de Gobierno en el primer cuadro de la ciudad.

Los galenos también piden más apoyos en infraestructura, equipos y medicamentos para realizar de mejor manera su función y garantizar un óptimo servicio en las unidades de salud.

En Coahuila también  hubo marchas en Saltillo, Torreón y Monclova. En la capital, la médica Rosario Ruiz Acosta dijo que además de protestar por lo ocurrido a sus compañeros de Jalisco, sus colegas de Coahuila marcharon para reclamar mejor infraestructura y equipo de trabajo, pues en el IMSS carecen de lo indispensable para brindad un servicio eficiente.

Un grupo de alrededor de 200 médicos de los sectores público y privado marcharon en Tlaxcala. La movilización partió de la clínica hospital número 8 del IMSS para finalizar con un plantón frente a la sede del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE), donde pegaron en el portón varias cartulinas con las leyendas: “No somos dios, somos médicos!!! No criminales”, “No somos asesinos, luchamos diariamente por la salud y la vida”, “Yo soy#17”.

Carlos Arteaga Morales, uno de los líderes de este movimiento que tomó fuerza en las redes sociales, expuso que la marcha no fue institucional, sino convocada por los profesionales de la medicina.

Mientras, en San Luis Potosí personal médico y de enfermería marchó del Jardín de Tequis al Monumento de Francisco González Bocanegra, frente al Hospital Central de esta ciudad. Daniel Guevara Cruz, coordinador del movimiento médico en el estado de San Luis Potosí, dijo momentos antes de iniciar la marcha que, “ los médicos siempre hemos puesto todo nuestro empeño en la atención de nuestros pacientes” .

Frente a más de 300 participantes en la marcha, Guevara Cruz admitió que se equivocan en sus diagnósticos, pero “somos humanos”, justificó.

“A veces nos equivocamos en los diagnósticos de los pacientes, porque somos humanos, pero nunca vamos a dañar de mala fe a quienes acuden a nosotros para prestarles atención medica”.

Dijo que los pacientes también tienen sus derechos y pueden acudir a las instancias para presentar sus quejas. “Cualquier paciente puede estar molesto, pero no siempre es cuestión de médico, sobre todo cuando trabaja en instituciones públicas, donde hay una serie de carencias y eso también llega a impactar en la atención de los pacientes”.

Sobre la protesta, destacó que, “es una manera de llamar a la atención de las autoridades para que atiendan las carencias que existen en los hospitales públicos, como ocurre en el Issste e IMSS, principalmente”.

En Jalapa, Veracruz, alrededor de mil médicos veracruzanos se unieron al movimiento #YoSoy17, en apoyo a sus colegas de Jalisco, acusados de negligencia médica.

Hilda Guadalupe Preciado, en representación del Colegio de Medicina Familiar del puerto de Veracruz, expresó: “Queremos justicia para los colegas que los están acusando por homicidio culposo, y queremos respeto para la profesión médica”.

En el puerto de Veracruz, el contingente partió desde la plaza de la Soberanía; hizo una parada frente al Hospital Regional; continúo sobre 20 de Noviembre, después Independencia, la calle principal del centro histórico y culminó con una manifestación en el Zócalo.

En la capital del estado, la marcha inició frente al Teatro del Estado, en la calle Ignacio de la Llave, avanzó por Ávila Camacho, y culminó en plaza Lerdo, en el centro de la ciudad.

Reitero que en el caso de los médicos de Guadalajara, “no hubo nunca una negligencia médica. Hay pacientes que presentan graves cuadros en su salud y el médico está imposibilitado para cambiar el rumbo de la enfermedad. No somos dioses”.

Por otra parte, en Morelia, Michoacán, más de 600 médicos, enfermeras y trabajadores sociales de la capital del estado marcharon de la Fuente de Las Tarascas a Palacio de Gobierno para apoyar a 16 galenos del Centro Médico de Occidente de Guadalajara.

El vocero de los médicos de Morelia, Felipe de Jesús Domínguez, dijo que el apoyo será permanente y sin tregua para sus compañeros de Guadalajara, porque considera que es “injusta” la denuncia interpuesta por el menor que falleció en esa ciudad.

Tras la marcha, el doctor Domínguez afirmó que el movimiento es el primer paso para la organización de los médicos a nivel nacional, a fin de luchar por sus derechos y evitar cascadas de denuncias “injustificadas e injustas” de parte de familiares de pacientes.

En Querétaro, médicos del IMSS, Issste y Secretaría de Salud de la entidad, partieron del área de urgencias del Seguro Social para marchar por las principales calles de la capital queretana, hasta llegar a Plaza de Armas.

Frente a palacio de gobierno estatal, expresaron su solidaridad con los 16 médicos del Hospital de Pediatría del Centro Médico de Occidente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *