lunes , septiembre 16 2019
Director: José Juan Mendoza Hernández
Inicio / Nacional / López Obrador tiende la mano a Trump pero avisa que los «compromisos se cumplen»

López Obrador tiende la mano a Trump pero avisa que los «compromisos se cumplen»

Trump cree que no será «necesario» volver a amenazar con aranceles a México

+ Agregó que «se acordaron algunas cosas que no se anunciaron en el comunicado» del viernes, «una en particular», y que eso «se anunciará en el momento adecuado».

+ El mandatario estadounidense ya mencionó este sábado un punto que no estaba incluido en el acuerdo migratorio, al garantizar que México «ha accedido a empezar inmediatamente a comprar grandes cantidades de productos agrícolas» de EEUU, algo que las autoridades mexicanas no han confirmado.

Yahoo/Noticias/Agencia EFE,EFE sáb., 8 jun

TIJUANA, (México), 8 jun (EFE)./Tomado de Yahoo Noticias.-  El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, celebró este sábado el acuerdo alcanzado con Estados Unidos que evitará la imposición de aranceles a los productos mexicanos y tendió la mano a Donald Trump, pero le avisó de que «los compromisos se cumplen».

López Obrador presidió en la ciudad fronteriza de Tijuana el «Acto de unidad en defensa de la dignidad de México y en favor de la amistad con el pueblo de Estados Unidos», que se desarrolló con un tono mucho más conciliador del esperado después de que ambos gobiernos cerraran un pacto de última hora.

«No levanto un puño cerrado, sino una mano abierta y franca. Reiteramos la disposición a la amistad, el diálogo y la colaboración», dijo arropado por destacados miembros del Ejecutivo, la práctica totalidad de los 32 gobernadores del país y representantes del Congreso mexicano.

El líder izquierdista celebró que la víspera «se impuso la política sobre la confrontación» y destacó que por parte de su homólogo estadounidense «hubo voluntad para buscar una salida negociada al conflicto».

Pero, a su vez, avisó de que «los compromisos se cumplen» y, si bien México reforzará su frontera con Guatemala, el Gobierno estadounidense deberá respetar los derechos humanos de los migrantes y apoyar un plan de desarrollo para Centroamérica.

Además, el también líder del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) se mostró firme al rechazar que en un futuro se pueda represaliar a México con aranceles.

«Como jefe y representante del Estado mexicano, no puedo permitir a nadie que se atente contra la economía de nuestro país», dijo López Obrador, quien se definió como un «pacifista» seguidor de Mahatma Gandhi, Nelson Mandela y Martin Luther King.

Trump había amenazado en imponer aranceles a todos los productos mexicanos a partir del próximo lunes al considerar que México no hacía lo suficiente para frenar los flujos migratorios que cruzan su territorio con destino a Estados Unidos.

En el acuerdo, México se comprometió a desplegar a 6.000 elementos de la Guardia Nacional para controlar su frontera con Guatemala y a acoger a los migrantes que buscan asilo en Estados Unidos mientras se resuelve su solicitud.

En ese sentido, López Obrador anunció que la próxima semana su Gobierno comenzará a brindar «ayuda humanitaria» para estas personas, además de facilidades de empleo, salud y educación.

Además, reivindicó su plan para desarrollar económicamente Guatemala, Honduras y El Salvador para erradicar la migración forzada y con el que Washington se ha comprometido.

El líder mexicano recordó que 43.000 niños migrantes viajan solos para alcanzar Estados Unidos, por lo que este fenómeno no se puede atender con «medidas coercitivas».

«Siempre será injusto que se pretenda castigar a México por proponer un alto a la migración mediante el impulso del bienestar y la seguridad», afirmó.

Por su parte, el canciller de México, Marcelo Ebrard, quien lideró la delegación que negoció con Estados Unidos, admitió que «no lo ganamos todo», pero celebró que «no hay tarifas (aranceles) el lunes».

De lo contrario, cerca de 900.000 mexicanos habrían podido perder sus puestos de trabajo a causa de las consecuencias de los aranceles.

Asimismo, el secretario de Relaciones Exteriores destacó que el Gobierno estadounidense se comprometió a respetar los derechos humanos de los migrantes y a apoyar el plan de desarrollo de López Obrador para Centroamérica.

«Como le dije hoy cuando le rendí mi reporte: no hay tarifas, señor presidente, y salimos con la dignidad intacta», concluyó Ebrard.

En el acto también tomaron la palabra el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Salazar, así como activistas por los derechos humanos de los migrantes, una representante de los pueblos indígenas de México y un portavoz de la comunidad evangélica.

En cambio, los opositores Partido Acción Nacional (PAN) y Partido de la Revolución Democrática (PRD) rechazaron este evento y arremetieron contra el acuerdo por considerar que el Gobierno mexicano se rindió ante la exigencia de militarizar la frontera con Guatemala.

Trump cree que no será «necesario» volver a amenazar con aranceles a México

+ Agregó que «se acordaron algunas cosas que no se anunciaron en el comunicado» del viernes, «una en particular», y que eso «se anunciará en el momento adecuado».

+ El mandatario estadounidense ya mencionó este sábado un punto que no estaba incluido en el acuerdo migratorio, al garantizar que México «ha accedido a empezar inmediatamente a comprar grandes cantidades de productos agrícolas» de EEUU, algo que las autoridades mexicanas no han confirmado.

Agencia EFE

Washington, 9 jun (EFE).- El presidente estadounidense, Donald Trump, opinó hoy que no será «necesario» volver a amenazar con aranceles a México, porque el país vecino «cooperará» con él para contener la inmigración hacia EEUU después del acuerdo alcanzado el viernes.

En una serie de tuits, Trump afirmó que confía aún más en el cumplimiento del pacto con México después de haber hablado este sábado por teléfono con su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

«Antes, México no estaba cooperando en la frontera en cosas que teníamos o que no teníamos, y ahora tengo una confianza completa, especialmente después de hablar ayer con su presidente, en que cooperarán mucho y en que quieren hacer bien el trabajo», escribió Trump.

El mandatario insistió en que «ahora va a haber una gran cooperación entre México y Estados Unidos, algo que durante décadas no existió».

«Sin embargo, si por alguna razón desconocida no la hay, siempre podemos volver a nuestra posición anterior, y muy lucrativa, de (amenazar con) Aranceles; pero no creo que eso vaya a ser necesario», añadió.

Trump emitió sus tuits como reacción a una información del diario «The New York Times» según la cual el acuerdo migratorio con México incluía medidas que el Gobierno de López Obrador se comprometió a tomar hace ya meses.

En particular, el diario aseguró que el próximo despliegue de la Guardia Nacional mexicana en la frontera sur del país ya se había acordado durante conversaciones secretas que mantuvieron en Miami en marzo la entonces titular de Seguridad Nacional de EEUU, Kirstjen Nielsen, y la secretaria del Interior de México, Olga Sánchez.

Trump tachó ese artículo de «falso» y afirmó que su Gobierno llevaba «mucho tiempo tratando de conseguir estas medidas en la frontera, pero no había podido lograrlas, o no por completo, hasta el acuerdo firmado con México» del viernes.

Agregó que «se acordaron algunas cosas que no se anunciaron en el comunicado» del viernes, «una en particular», y que eso «se anunciará en el momento adecuado».

El mandatario estadounidense ya mencionó este sábado un punto que no estaba incluido en el acuerdo migratorio, al garantizar que México «ha accedido a empezar inmediatamente a comprar grandes cantidades de productos agrícolas» de EEUU, algo que las autoridades mexicanas no han confirmado.

Aunque Trump ha vendido el acuerdo con México como un triunfo, las autoridades mexicanas no se plegaron a su petición de firmar un tratado de «tercer país seguro», que habría permitido a EEUU rechazar legalmente a los solicitantes de asilo si no habían buscado primero refugio en el territorio mexicano.

El pacto permitirá, en cambio, que el Gobierno de Trump amplíe a toda la frontera con México un programa que hasta ahora ha aplicado en tres puntos de entrada en la zona limítrofe y que obliga a los solicitantes de asilo a esperar en el país vecino mientras se tramitan sus casos en EEUU, algo que puede durar meses o años.

EE.UU. y México alcanzan acuerdo migratorio y Trump suspende los aranceles

Washington, 7 jun (EFE).- Estados Unidos y México alcanzaron este viernes un acuerdo con el que Washington devolverá a su vecino a todos los inmigrantes solicitantes de asilo que crucen la frontera de forma irregular, pacto con el que el presidente, Donald Trump, accedió a suspender los aranceles que tenían que entrar en vigor el lunes. «Las aranceles programados para entrar en vigor el lunes contra México quedan suspendidos indefinidamente.

México a cambio ha aceptado tomar medidas contundentes para detener la marea migratoria a través de México hacia nuestra frontera sur», anunció Trump en Twitter. «Esto lo hacemos -añadió- para reducir considerablemente, o eliminar, la inmigración ilegal que viene de México a Estados Unidos».

El acuerdo, detallado en una declaración conjunta de los dos Gobiernos, contempla que EE.UU. devuelva a México a todos los solicitantes de asilo, un colectivo que conforma el grueso de la actual oleada migratoria. «Aquellos que crucen la frontera sur de Estados Unidos para pedir asilo serán rápidamente devueltos a México, donde podrán esperar la resolución de sus solicitudes», indicaron los Ejecutivos de Donald Trump y Andrés Manuel López Obrador.

Por su parte, «México autorizará la entrada a todas esas personas por razones humanitarias, en cumplimiento de sus obligaciones internacionales, mientras esperan la resolución de sus peticiones de asilo. México también les ofrecerá empleo, salud y educación de acuerdo a sus principios».

El acuerdo rompió con la posición expresada al principio del día por Marc Short, el jefe de gabinete del vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, quien formó parte del equipo negociador el miércoles. Según Short, Trump tenía previsto firmar este viernes una «notificación legal» destinada a imponer los aranceles, aunque explicó que «existe la posibilidad, si las negociaciones continúan yendo bien, de que el presidente pueda desactivar eso en algún momento de este fin de semana».

Las negociaciones se produjeron hoy en el Departamento de Estado entre funcionarios de EE.UU. y una delegación mexicana, encabezada por el canciller, Marcelo Ebrard, e integrada por la embajadora de México en EE.UU., Martha Bárcena, y Alejandro Celorio, asesor legal del Ministerio de Exteriores de México.

Por parte de EE.UU., acudieron la secretaria adjunta de Estado para Latinoamérica, Kimberly Breier; el encargado de Negocios de la Embajada de EE,UU. en México, John Creamer; y uno de los asesores legales del Departamento de Estado, Marik String, dijo a Efe una fuente familiarizada con las conversaciones. Esta tercera ronda de diálogo comenzó a las 9.00 hora local (13.00 GMT) y el acuerdo se anunció casi doce horas después.

Desde el miércoles, la delegación mexicana intentaba buscar a contrarreloj una fórmula que evitase la imposición de gravámenes a sus productos y frenase las exigencias de Trump, que acusa a México de no hacer lo suficiente para frenar a los miles de centroamericanos que huyen de la miseria y violencia de su tierra natal. El jueves, Ebrard mostró la capacidad de compromiso de México al anunciar que su Gobierno enviará 6.000 efectivos de su Guardia Nacional al sur de su territorio y la frontera con Guatemala.

Este es, de hecho, el segundo pilar del acuerdo alcanzado hoy, con el que México se compromete a adoptar «medidas sin precedentes para (…) frenar la inmigración irregular», así como «medidas contundentes para desmantelar las organizaciones de tráfico de personas y sus redes ilícitas de finanzas y de transporte».

Frente a las peticiones de EE.UU., México ha tratado de impulsar la idea de que la mejor forma de frenar la migración es impulsar una mejora de las condiciones económicas y de seguridad del Triángulo Norte de Centroamérica (El Salvador, Honduras y Guatemala), de donde provienen la mayor parte de migrantes.

A finales de mayo, el propio Ebrard acudió a Washington para pedirle a EE.UU. que financie el llamado «Plan Marshall» para el Triángulo Norte, que fue diseñado con ayuda de la Cepal, el órgano de la ONU que fomenta el desarrollo económico y social en Latinoamérica. Para que ese plan funcione, México quiere que EE.UU. invierta 4.800 millones de dólares.

Los aranceles suspendidos por Trump a raíz del acuerdo tenían que entrar en vigor el lunes con una tasa del 5 % e iban a aumentar gradualmente mes a mes hasta un 25 % en octubre. En su nivel más bajo, habrían incrementado el precio del aguacate por encima de los 2,20 dólares por unidad y añadido 1.500 dólares al precio de un automóvil nuevo, de acuerdo a un estudio de mayo de este año del Banco de la Reserva Federal de Nueva York. Agencia EFE

Chécalo

Rosario Robles seguirá en prisión; rechazan suspender vinculación a proceso

Excelsior CIUDAD DE MEXICO, 12 de septiembre de 2019./Excelsior.- La exsecretaria de Desarrollo Social, Rosario …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *